El Hospital Universitario Virgen del Rocío acaba de adquirir un nuevo aparato de Terapia Electroconvulsiva de última generación para el tratamiento de las enfermedades mentales graves, que supone una «mejora significativa» con respecto al anterior dispositivo, al permitir una mayor programación de los parámetros del estímulo eléctrico, lo que reduce los efectos secundarios con la misma efectividad.

La Terapia Electroconvulsiva (TEC) sigue siendo uno de los principales y más seguros tratamientos utilizados en psiquiatría para las enfermedades mentales graves. Constituye, de hecho, la técnica de neuromodulación más eficaz. Además, es la mejor estudiada de las que existen en el mercado, detalla el centro hospitalario en un comunicado.

Las indicaciones de esta técnica son múltiples: catatonía, depresión, manía, esquizofrenia y otras psicosis. Es especialmente útil en aquellas circunstancias de especial gravedad clínica, cuando exista una contraindicación al tratamiento farmacológico o exista una resistencia al mismo. En depresión, concretamente, ha demostrado ser globalmente la terapia más efectiva; –entre un 70 y un 85 por ciento de respuesta– en los cuadros depresivos graves, por encima de los fármacos antidepresivos.

Más de 3.000 pacientes se benefician de esta técnica

El director de la Unidad de Salud Mental del Virgen del Rocío, el doctor Benedicto Crespo; ha destacado que esta nueva adquisición supone un «marcado avance tanto en las posibilidades de tratamiento de muchos pacientes como en el grado de seguridad asociado a esta terapia».

En España, más de 3.000 pacientes se benefician de esta técnica. Esta se aplica en más de la mitad de las unidades de hospitalización de Salud Mental. El servicio del Virgen del Rocío es el primero del país en incorporar un equipo de tan avanzada tecnología.

«Nuestra intención ahora es desarrollar protocolos de tratamiento que beneficien a más personas con patología mental grave y, también; incorporar a nuestro hospital a grupos de trabajo dentro de la red española de investigación Cibersam y otros consorcios europeos que aseguren los máximos estándares de calidad asistencial y seguridad a nuestros pacientes», ha concluido.