Investigadores de la Universidad de Aarhus y el Hospital Universitario de Aarhus (Dinamarca) descubren por qué hay personas que no tienen síntomas de Coronavirus. Y es que el virus SARS-CoV-2 puede ocultar su genoma para que no sea reconocido.

Dado que estas personas exponen a otras a la infección sin saberlo y sufren sus consecuencias, es importante encontrar una explicación y, con suerte, una solución. De hecho, los asintomáticos son fuente de contagios, niños incluidos. Los macrófagos alveolares son importantes para determinar la rapidez con la que produce una respuesta inmune a una infección por Coronavirus.

Las infecciones respiratorias, como la actual pandemia de Coronavirus, se dirigen a las células epiteliales del tracto respiratorio. Los macrófagos alveolares (MA) son macrófagos residentes en tejidos ubicados dentro del pulmón. Desempeñan un papel clave en las primeras fases de una respuesta inmune a los virus respiratorios. Pueden ser las primeras células inmunitarias que se encuentren con el coronavirus durante una infección; y su reacción al virus tiene un impacto profundo en el resultado de la infección. Los interferones (IFN) son citocinas antivirales y se encuentran entre las primeras citocinas producidas tras una infección viral.

Reacción de las células al virus

Por ello, este equipo, analiza cómo estas células reaccionan al virus. Así, aislaron los macrófagos alveolares del lavado pulmonar y examinan la activación del sistema inmunológico en estas células cuando se encuentran con el virus SARS-CoV-2. Los macrófagos alveolares producen interferones cuando se infectan con virus conocidos, como la gripe. Es decir, tienen el potencial de producir grandes cantidades de interferones durante una infección viral. Pero en este caso, los investigadores no apreciaron producción de interferón en las células cuando los macrófagos alveolares fueron expuestos al virus SARS-CoV-2.

Por tanto, los resultados sugieren que el virus SARS-CoV-2 puede ocultar su material genómico para que no sea reconocido en los macrófagos alveolares; sin inducir así la producción de interferones. Por eso que no habrá activación del sistema inmunológico en las primeras etapas de una infección por SARS-CoV-2. Esto permitirá que el virus se propague más en la comunidad antes de que aparezcan los síntomas.

Carga viral de los asintomáticos

Los pacientes asintomáticos de Coronavirus podrían presentar en sus cuerpos cantidades del virus similares a la que se encuentra en pacientes sintomáticos, por lo que transmiten el virus a otras personas, según publica un nuevo estudio de Corea del Sur. 

La investigación, que incluye datos de 303 pacientes de Coronavirus que fueron aislados en marzo en un centro de tratamiento comunitario del país asiático, ha sido publicada en la revista JAMA Internal Medicine este jueves. La edad media de los participantes se cifra en los 25 años. Los expertos detectaron que el 63,7% del total de pacientes, 193, presentaron síntomas en el momento del aislamiento, mientras que los 110 restantes parecían no tener síntomas. 

De los pacientes asintomáticos -110-, solo el 19,1% desarrolló finalmente síntomas durante el aislamiento, en comparación al casi 81% que permanecieron asintomáticos durante los 24 días que fueron monitoreados. Para llegar a las conclusiones, los profesionales sanitarios analizaron el material genético ARN (cantidad del virus que tiene una persona en su cuerpo) de las muestras que se tomaron con hisopos nasales y de garganta a cada paciente.

Los expertos aseguran que la carga virual en pacientes asintomáticos parecía ser similar a la que presentaban los que tenían síntomas. Además, destacaron que las cargas virales de los pacientes asintomáticos, desde que son diagnosticados hasta que reciben el alta, tienden a disminuir más lentamente que las de quienes presentan síntomas -o son presintomáticos-.