El Baloncesto Xerez CD no levanta cabeza

Los jerezanos no pudieron hacer frente al altísimo porcentaje de tiro exterior del CB Coria

Quinta jornada en Liga Nacional 1, donde el Baloncesto Xerez CD visitaba a domicilio al CB Coria, equipo que no conocía la derrota y que mostró un porcentaje de tiro exterior ante el que los azulinos no tuvieron opción, pese a disputar un buen encuentro.

El partido se podría resumir en que el Xerez CD no fue capaz de deshacerse de los lastres que llevaba ya desde el primer cuarto, donde los corianos, con un porcentaje de tiro exterior digno de ACB, dio un golpe sobre la mesa y plasmó en el electrónico un incontestable 31-11, que fue la clave del encuentro, ya que el resto del partido fue muy igualado.

Los locales tuvieron una salida fulgurante y tomaban distancia ya de inicio. Con dos minutos de juego y con 10-3 en el electrónico, llegó una jugada que hundió la moral de los jerezanos y espoleó a los corianos: con tres tiros libres concedidos para los locales tras una falta, acertaron dos, fallando el tercero, pero cogieron el rebote y anotaron un nuevo triple (jugada de 5 puntos) que dejaba a los de Coria con 12 puntos a favor (15-3) y 7:30 por jugarse de este periodo. El ya comentado, gran porcentaje de tiro exterior, que le dio muchos quebraderos de cabeza al equipo dirigido por José María Berenguer continuó haciendo estragos y con 31-11 se llegó al término del primer cuarto.

En el segundo periodo, los jerezanos despertaban y salían del KO técnico del primer cuarto, plantando cara y pese a seguir siendo torpedeados desde el exterior, tirando de amor propio, se enfundaban el mono de trabajo y se ponían en modo remontada y llegaban a encontrarse a solo 13 en el minuto 7 (45-32), pero de nuevo, desde los 6,75, los locales ponían el freno a la remontada.

El tercer cuarto comenzó con otra gran salida de los locales que se volvían a situar a 22 puntos de diferencia (61-39), pero el equipo azulino ya había tomado el pulso al partido y continuó con su objetivo de remontar el encuentro, eso sí, poco a poco, ya que los sevillanos continuaban torpedeando al equipo jerezano desde el exterior como un martillo pilón. Se conseguía recortar la diferencia a 16 (63-47) puntos a falta de 2 minutos para afrontar el último tramo del encuentro, aunque otro estirón final de los corianos los volvían a dejar a 19 de ventaja.

El equipo jerezano, entrenado por José María Berenguer, aún no había dicho su última palabra, intensificaron su defensa, sacaron su amor propio y como hormiguitas fueron reduciendo de nuevo las diferencias hasta ponerse a 14 en el ecuador del último cuarto (77-63), sin embargo, el equipo local, que en ningún momento dio muestras de flaqueza, continuaba con mucha confianza y, en lugar de encogerse, lograron ampliar su ventaja hasta el 100-75 final con un Xerez ya entregado.