El Pleno de Torrox (Málaga) ha aprobado en la sesión ordinaria celebrada este lunes la propuesta de la delegada de Hacienda, Paula Moreno, de aplicar en los impuestos y tasas de 2021 una reducción de la presión fiscal de un total de un millón de euros.

La mayor cantidad que dejará de recaudar el Ayuntamiento será por la bajada del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en un siete por ciento, que los vecinos comenzarán a pagar de menos a partir del ejercicio de 2021; fijándose así en un 0,63 por ciento el IBI en Torrox.

Moreno lo ha calificado como «la mayor reducción fiscal que históricamente acuerda la corporación municipal. Afectará de forma generalizada a todos los vecinos». También se reduce el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica y la Tasa del Servicio de Recogida de Basura.

Sobre el primero de ellos, el pleno acordó una bajada de 15 por ciento a la totalidad de los recibos. «Reducción que determinará una apreciable disminución en la cuantía a pagar, y que en el caso de familias con diversos vehículos, así como los vehículos de empresas, va a suponer un considerable ahorro», ha recordado Moreno.

En cuanto a la Tasa del Servicio de Recogida de Basura, la corporación acordó una reducción del cinco por ciento del importe de la tarifa doméstica. Así como un diez por ciento la tarifa industrial.

Óscar Medina valora la nueva medida aprobada por el Ayuntamiento de Torrox

El alcalde, Óscar Medina, ha valorado el trabajo de la delegada de Hacienda para la elaboración de esta propuesta. «Va a contribuir a que autónomos, comercios y vecinos vean reducido el impacto económico en su actividad por el Covid-19; sin que ello repercuta en la estabilidad económica del Ayuntamiento. Y todo ello a pesar de los pufos económicos con los que nos hemos ido encontrando».

Asimismo, la edil ha adelantado que igualmente se verá reducida en la próxima sesión plenaria la Tasa de Ocupación de la Vía Pública; con mesas y sillas, veladores, tarimas, plataformas y cualquier otro elemento de análoga naturaleza, «dada la especial incidencia que este tributo tiene en los empresarios y autónomos del municipio, aunque estamos a la espera de los informes técnicos que avalen la propuesta de una disminución del 20 por ciento de la tarifa, que es lo que vamos a proponer».

Estas reducciones, han recordado, vienen a completar las exenciones ya decretadas por el alcalde el pasado mes de abril. Se produjeron ante la suspensión de actividades tras decretarse el estado de alarma nacional por crisis sanitaria, que incluía determinadas Tasas y Precios Públicos; entre las que se encontraban ya la de Ocupación de Vía Pública o los precios públicos del área de Deportes.

Concesionaria de la Plaza de la Almedina

Por otro lado, el Pleno ha aprobado este lunes la resolución formal del contrato de la concesión de obra pública y explotación del aparcamiento en la Plaza de la Almedina de Torrox; adjudicado mediante procedimiento negociado y por un periodo de 40 años a la UTE integrada por Ecsa, Trigener y Fodecs en el año 2006.

«La concesionaria ya decidió dejar de prestar el servicio de forma unilateral a principios de año, alegando pérdidas de más de 30 millones de euros desde su entrada en funcionamiento en 2008», han explicado desde el Ayuntamiento en un comunicado.

Daños y perjuicios de la concesionaria

Medina ha señalado durante el pleno que la concesión «no se planificó adecuadamente, al entender que los estudios de viabilidad estaban mal elaborados». «Ha sido una ruina más para este Ayuntamiento, como el caso Barragán o la Plaza de la Constitución», ha indicado.

Además, ha añadido que «no por ello vamos a dejar de defender los intereses del Consistorio frente a la concesionaria, que no puede resolver un contrato de forma unilateral sin el procedimiento correspondiente».

El acuerdo plenario contempla iniciar la liquidación del contrato, que debe ultimarse en el plazo de seis meses. Además deben proceder a la incautación de las garantías depositadas y una indemnización de daños y perjuicios ocasionados tras el abandono del servicio desde el pasado 1 de enero, lo que llevó al consistorio a imponerle una multa diaria de 1.000 euros.

Informe municipal

En este sentido, el informe municipal recuerda al concesionario que es responsable de los daños y perjuicios que se causen a terceros hasta que se produzca la entrega al Ayuntamiento de los bienes de dominio público que se hallaban afectos a la concesión, en buen estado de conservación y uso, las obras incluidas en la concesión, y los bienes e instalaciones necesarios para su explotación de acuerdo con el contrato, y según se hubiera reflejado en el acta de recepción suscrita al inicio del mismo.

Una vez emitidos los informes técnicos municipales y económicos que procedan sobre la liquidación efectuada, el Área de Urbanismo dará audiencia al concesionario por un plazo de diez días para que efectúe liquidación alternativa, si lo estima oportuno, antes de aprobar definitivamente la liquidación, que la empresa viene cifrando en unos cinco millones de euros. «Será la que determinen los técnicos», ha concluido Medina.