No es una broma. 75 mil euros es el gasto por pintar aceras de color rojo simulando carriles bici en Palma del Río. Es decir, no se procede a asfaltar un nuevo carril, sino que se pinta el acerado de los peatones para que su uso sea compartido por los ciclistas. ¿Cuál es el precio de la pintura? Los vecinos han estallado en redes sociales.

Carril Bici Palma del Río
Carril Bici en Palma del Río | Twitter

Este municipio de la provincia de Córdoba, con 21.064 habitantes, sólo ha conocido gobiernos del PSOE durante la democracia. En este sentido, Esperanza Caro de la Barrera es la Alcaldesa desde 2019; tras ser Primer Teniente de Alcalde desde el 2015; y la promotora de un gasto de casi 100 mil euros en pintar las aceras de rojo. Un dinero que sale de la Estrategia Urbana de Desarrollo sostenible e Integrada (EDUSI), cofinanciada con los fondos Feder. No es el primer escándalo de la edil socialista, pues ya está siendo investigada desde julio de 2020 por un presunto delito de prevaricación administrativa. La causa se debe a la paralización de la licencia municipal para la construcción de una gasolinera en la céntrica Avenida de Andalucía.

Hay que recordar que el ayuntamiento palmeño construye este nuevo itinerario ciclista con el objetivo de conectar el carril bici existente con varios centros educativos, así como lugares de ocio.

Carril bici de aceras pintadas de color rojo

Francisco Javier Corral Rufián, Delegado de Seguridad Ciudadana, Movilidad, Tráfico, Protección Civil y Medio Ambiente, es junto a la alcaldesa de Palma del Río el impulsor del que han denominado carril bici, a pesar de tratarse de aceras pintadas de otro color. Además, de lo que parece un coste elevado para tratarse de pintura y no asfaltado; los vecinos se quejan de que en su recorrido se encuentran diversas barreras arquitectónicas, curvas cerradas, mobiliario urbano, árboles o incluso coches aparcados. Es el caso de la Avenida María Auxiliadora, donde estacionan vehículos.

Vecinos de Palma del Río lamentan que el consistorio gaste una «suma elevada» para un municipio de poco más de 20 mil habitantes, y sin embargo «no se ponga solución definitiva a la plaga de ratas que sufre el municipio desde agosto«.