Amenaza y agrede a una profesional sanitaria. El Sindicato de Enfermería Satse del Hospital Clínico de Málaga ha convocado una concentración el próximo 30 de septiembre a las 12.00 horas en la puerta de entrada de urgencias del Hospital Virgen de la Victoria. El propósito es condenar y manifestar su más absoluta repulsa ante las agresiones, después de la última ocurrida en la que una paciente, que fue detenida.

Los hechos ocurrieron el pasado jueves, 24 de septiembre, cuando fue agredida una profesional sanitaria en el Hospital Clínico de Málaga. Concretamente una enfermera del área de clasificación del servicio de urgencias, según informa Satse a través de un comunicado.

La paciente, tras reiteradas amenazas verbales, lanzó una mampara de metacrilato contra dicha profesional. Le provocó lesiones en el hombro, continuando la agresora de manera pertinaz las amenazas, incluso de muerte. Tras ello, actuó el personal de seguridad del hospital, personándose a los pocos minutos una dotación de la Policía Nacional. Una vez atendida la paciente, fue arrestada.

Satse ha criticado «la falta de avances» de la Administración sanitaria andaluza para aprobar medidas «contundentes y urgentes» que prosperen contra la violencia en el ámbito sanitario.

En este sentido, han recordado que la Ley 55/2003 de 16 de diciembre, del Estatuto Marco del Personal Estatutario de los Servicios de Salud en su artículo 17, reconoce el derecho de todos los Profesionales «a recibir asistencia y protección de las Administraciones Públicas y Servicios de Salud en el ejercicio de su profesión o en el desempeño de sus funciones».

Plan de prevención y atención de agresiones

Además, según han precisado, tal como se detalla en el Plan de prevención y atención de agresiones para los profesionales del Sistema Sanitario Público de Andalucía, es el responsable del centro ante una agresión y tras valorar la gravedad de los hechos, quien decide si personarse en el centro o atender al profesional agredido vía telefónica, poniendo en marcha una serie de pasos.

Entre ellos, han continuado, ofrecimiento de apoyo psicológico, asesoramiento jurídico, manifiesto de rechazo de la agresión y denuncia del Centro ante el órgano competente. Atendiendo a este plan, fue el gerente, José Antonio Ortega Domínguez, responsable del Hospital Clínico de Málaga se puso en contacto con la trabajadora interesándose por su estado. Igualmente le ofreció la posibilidad de asistencia jurídica por parte de un letrado del SAS.

El Sindicato de Enfermería Satse ha condenado la agresión y manifiesta su repulsa ante cualquier tipo de agresión contra los profesionales de la salud. Satse se ha puesto en contacto con la trabajadora para ofrecerle todo su apoyo y los servicios de su asesoría jurídica.

Para Satse, «estas situaciones son intolerables». «No se puede increpar, insultar y mucho menos agredir a profesionales que simplemente cumplen con su trabajo».

Agresiones en el primer semestre

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) registraba un 34,4% menos de agresiones entre los meses de enero y junio de 2020, 259 menos que en el mismo periodo de 2019. Alcanzaba un total de 494 a pesar de la influencia del Covid-19, que ha impulsado el uso de la telemedicina para reducir contagios.

Respecto al personal agredido, aproximadamente el 88% de las agresiones registradas en los meses de enero-junio de 2020 se producen entre el personal sanitario. Y el 12% en personal gestión y servicios. Alrededor del 15% de las agresiones sufridas por sanitarios son físicas y en el caso del personal de gestión y servicios, el porcentaje es del 24% aproximadamente.

En cuanto a sexos, alrededor del 74% de las agresiones registradas en el personal sanitario son mujeres las agredidas. En el caso del personal de gestión y servicios, el porcentaje de mujeres agredidas es del 53%.