¿Eres un hombre? Usar el móvil por la noche daña tu fertilidad

Los testículos del hombre deben mantenerse a más baja temperatura que el resto del cuerpo

No es una buena noticia por el gran número de afectados por los resultados de una nueva investigación científica acerca de la fertilidad del hombre. Los estudios avalan que la elevada exposición a pantallas de dispositivos emisores de luz, como el móvil, antes de acostarse se asocia con un descenso en la calidad del esperma.

Los hombres que miran sin parar su smartphone por la noche están dañando su fertilidad. Los investigadores de este estudio obtuvieron muestras de semen de 116 hombres de entre 21 y 59 años de edad. Estos se estaban sometiendo a una evaluación de la fertilidad. Antes de marcharse, los participantes completaron cuestionarios sobre sus hábitos de sueño y el uso de dispositivos móviles y electrónicos.

Los varones que marcaron en el cuestionario que usaban más el teléfono móvil por las tardes tenían una concentración reducida de esperma, y sus espermatozoides carecían más de «movilidad», es decir, de la capacidad de nadar correctamente hasta el óvulo.

AUMENTA LA TEMPERATURA DEL ESPERMA

Según el estudio, la radiación electromagnética de radiofrecuencia emitida por los terminales móviles es un factor asociado a estos cambios. Eleva la temperatura del esperma, interfiriendo así en su producción.

Los testículos del hombre deben mantenerse a más baja temperatura que el resto del cuerpo. Así produce mejor calidad de esperma. Es importante conocer en este sentido que llevar puesta ropa interior ajustada aumenta la temperatura hasta en 1ºC.

La investigación ha sido dirigida por el Doctor Amit Green en el Instituto del Sueño y la Fatiga en Tel Aviv, Israel. Así, el científico ha afirmado que «el uso del móvil y tablets por la noche se relaciona con el descenso de la calidad del esperma.

Además, Green en su estudio también relacionó que los hombres que dormían más tiempo tenían cifras de espermatozoides más altas y con mejor movilidad. Por el contrario, los que dormían menos tenían la calidad de esperma más baja.