Andalucía, primer destino turístico durante el mes de julio en España

Un informe presentado al Consejo de Gobierno subraya la consolidación de la comunidad andaluza como destino preferente nacional

La Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local ha presentado al Consejo de Gobierno un informe en el que se analiza la evolución del sector turístico en Andalucía en el mes de julio, a partir de los resultados de la Encuesta de Ocupación Hotelera (EOH) elaborada por el Instituto Nacional de Estadística.

El informe refleja que Andalucía ha liderado, por primera vez en un mes de julio, el movimiento turístico en España. Ha sido la primera región receptora tanto en volumen de viajeros como de pernoctaciones hoteleras, cuando tradicionalmente en este mes suele ocupar la segunda, tercera o incluso cuarta posición en la comparativa entre comunidades.

Durante el pasado mes, un total de 899.883 viajeros se alojaron en los establecimientos hoteleros andaluces y realizaron 2.463.486 pernoctaciones. En julio se incrementó en 1.036 el número de alojamientos abiertos en la comunidad respecto al mes de junio (de 916 a 1.952). Andalucía fue la región con mayor número de establecimientos operativos en este mes.

Los datos anteriores reflejan una considerable reducción de la operativa turística frente al mismo mes de 2019. No obstante, los resultados, en lo que respecta a Andalucía, fueron mejores de lo previsto unos meses atrás. Así, la comunidad mostró un comportamiento superior a la media nacional y al resto de los destinos competidores de España, donde las estancias hoteleras descendieron en el periodo una media del 73,4% (diez puntos más que el dato andaluz, 63,5%).

Andalucía se ha consolidado como destino preferente para los turistas españoles al ser la que menos vio reducido el volumen de estancias de este emisor. Igualmente, fue la región turística que menos sufrió el descenso generalizado de los viajeros internacionales, junto a la Comunidad Valenciana.

Ocho de cada diez viajeros, nacionales

Si bien las fronteras exteriores se estaban abriendo de forma progresiva, en el mes de julio ocho de cada diez viajeros alojados en Andalucía procedieron del mercado nacional (turistas andaluces y del resto de España) y solo un 18% del extranjero, cuando lo habitual en este periodo es que ambos grupos de demanda suelan estar equilibrados en torno a una ratio de 60/40.

Durante el pasado julio, se registraron 24.599 empleos en los establecimientos hoteleros andaluces, lo que supone una variación del -48,8% sobre el mismo mes del año anterior. Parte de estos empleos están sostenidos en el marco de los ERTE, aunque también se registran bajas de afiliación por la caída de la contratación derivada del descenso de la actividad.

En cuanto a la distribución provincial, Jaén y Cádiz destacaron como dos de las provincias españolas con menores descensos de las estancias hoteleras en relación al año anterior, al igual que Huelva (que, junto con Cádiz, mantuvo la ocupación por encima del 40%), mientras que Córdoba, Granada y Almería se situaron en la media andaluza.

En contraposición, Sevilla y Málaga tuvieron la caída más acusada, ya que ambas son las que presentan en temporada estival una mayor dependencia del mercado exterior y es éste el que más está reduciendo sus viajes en España.