Vox presentará moción de censura contra Pedro Sánchez

El presidente del partido, Santiago Abascal, ha asegurado dicha acción, ya que «no queda más remedio»

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha anunciado este miércoles 29 de julio que su grupo parlamentario presentará una moción de censura contra el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, el próximo mes de septiembre y ha llamado a apoyarla a todos los partidos que quieran evitar que España caiga «en la ruina, la muerte y la opresión».

Abascal ha hecho este anuncio desde la tribuna del hemiciclo del Congreso durante el debate del Fondo de Reconstrucción europeo. Según ha explicado, tras denunciar las políticas del Gobierno en el Parlamento y con movilizaciones en la calle, a Vox «no le queda más remedio» que recurrir a la moción de censura.

El líder de Vox se ha dirigido especialmente al PP para recabar s apoyo, advirtiendo de que los españoles «no pueden esperar más» y no entenderían «estrategias y tácticas políticas». «Evitemos lo peor y devolvamos la voz al pueblo español», ha pedido.

Durante su intervención, Abascal ha censurado la gestión del Gobierno durante la crisis del coronavirus y ha lamentado que ahora el Ejecutivo también sea protagonista «del peor rebrote». Es más, ha augurado que, si Sánchez sigue en el Palacio de la Moncloa el próximo otoño, los españoles serán «de nuevo los campeones de la epidemia y de la ruina».

«El desastre de su gestión aún no ha tocado fin», ha apuntado a Sánchez, a quien además ha advertido de que no «se le ocurra» volver a decretar un confinamiento. «No se les ocurra volver a encerrarnos porque no se lo vamos a permitir», ha avisado.

Fondo de reconstrucción: ruina y pérdida de soberanía

Abascal ha censurado los aplausos recibidos por el presidente tras el acuerdo europeo, que ha defendido que se trata de un «rescate» y ha augurado que conllevará «ruina» para España porque el Gobierno no recortará gasto político y partidista.

Para Vox, este acuerdo implica «pérdida de soberanía» porque España depende «más si cabe» de los países del norte y aumenta el «efecto llamada» a los inmigrantes ilegales, «con más inseguridad y pobreza para los españoles más necesitados»; mientras se ha «abandonado» al campo y «condenado» a la industria.

En este punto, ha acusado al Gobierno de no haber tomado ninguna medida sanitaria respecto a los temporeros, convertidos en «uno de los principales focos de la epidemia», y de llamar a la inmigración ilegal mientras se «abandona» a los españoles «más humildes».

«Son los responsables de una inmigración ilegal que está tomando tintes de verdadera invasión silenciosa con cientos de contagiados llegando a nuestras costas, colapso sanitario en esas zonas y los ilegales campando a sus anchas incontrolados», ha denunciado.