Un centro de Granada obtiene el sello de Turismo Seguro Certificado

Se trata del Centro Federico García Lorca, que incopora, además de las medidas vigentes, la obligatoriedad de identificación y la señalización de aforo máximo

El Centro Federico García Lorca, que custodia en Granada el legado del poeta, ha obtenido el sello ‘Turismo Seguro Certificado’.

Este, otorgado por el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE), acredita que este equipamiento cultural cumple con la normativa vigente en el contexto generado por el Covid-19 y establece protocolos en materia de aforos, circuitos para las visitas, limpieza de espacios y gestión.

Las medidas adoptadas por el centro que le han valido la obtención de este sello —además de las ya obligatorias, como la distancia de seguridad, lavado de manos o uso de mascarilla— son la obligatoriedad de identificar a todas la personas que accedan a su interior, ya sea con el DNI o pasaporte, y la señalización del aforo máximo en todos sus espacios, entre otras.

Actualmente, en España, hay sólo nueve museos o sitios patrimoniales que estén certificados con este sello.

Entre ellos se encuentran espacios tan significativos como el Museo de las Ciencia y el Hemisférico, ubicado en la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, o el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza en Madrid.

Advertisement

Según datos del ICTE, en Andalucía, 196 empresas y espacios turísticos se han certificado con este sello, de un total de 445 en toda España. Actualmente, están en periodo de certificación más de 2.000 entidades y empresas.

En una visita a este espacio cultural, el alcalde de Granada, Luis Salvador, ha subrayado que, con el sello obtenido por el Centro Lorca y las medidas impulsadas en el transporte público, en festivales y contenedores turísticos y culturales se sigue avanzando en garantizar la prevención y protección frente al coronavirus y en dar visibilidad a la ciudad como «destino seguro».

El primer edil granadino ha reiterado «la importancia decisiva» de que el conjunto de la sociedad siga siendo responsable, usando las mascarillas obligatorias, guardando las distancias y el lavado de manos y, en paralelo, anticiparse para que la acogida al público en centros culturales y establecimientos de todo tipo se realice en las mejores condiciones de seguridad posibles; y concienciar a la ciudadanía para acceder y participar de las actividades culturales.

Para Luis Salvador, «incorporar esta certificación repercute en mejorar la seguridad de las personas, así como en la imagen y trascendencia turística y en la recuperación progresiva de un sector determinante, una industria vital para la economía granadina y española».