El Costa del Sol estudia el Covid y sus efectos en el embarazo

Con esta iniciativa pretenden contribuir al conocimiento global de los efectos adversos que las nuevas enfermedades infecciosas puedan tener durante el embarazo

El Área de Ginecología y Obstetricia de la Agencia Sanitaria Costa del Sol de Marbella (Málaga) está colaborando desde el comienzo de la pandemia a través del grupo ‘Registro Español de Covid y Embarazo’ –coordinado por el Hospital Puerta de Hierro de Madrid– en un registro internacional donde se recoge información sobre patógenos emergentes, entre ellos, la COVID 19 y sus efectos durante el embarazo.

Con esta iniciativa esta unidad pretende contribuir al conocimiento global de los efectos adversos que las nuevas enfermedades infecciosas como el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio, el virus del Dengue, el virus Zika, el virus Chikungunya y ahora el reciente SARS-CoV-2 pueda tener durante el embarazo, el desarrollo fetal y el parto.

Este registro internacional, llamado COVI-Preg es una moderna plataforma que sirve de herramienta de comunicación mundial e inmediata para activar el intercambio de conocimientos y poder realizar una evaluación rápida de los patógenos emergentes existentes y futuros, han informado desde el Gobierno andaluz.

En estos momentos está formado por 198 centros sanitarios de 23 países en África, Asia, Europa, Oceanía y América, entre los que está Hospital Costa del Sol.

Esta iniciativa se ha comunicado a la comunidad científica mediante una publicación en la revista de gran prestigio internacional y alto factor de impacto ‘The Lancet’.

Los datos que se recogen permitirán a los investigadores y profesionales sanitarios estimar los riesgos asociados y poder establecer medidas adecuadas de prevención y tratamiento.

De hecho, durante la pandemia, a través de un grupo de comunicación se ha difundido feedback e información a las distintas áreas de los hospitales colaboradores de buenas prácticas para la atención sanitaria a las embarazadas y el seguimiento en los próximos meses de los casos registrados permitirán abrir nuevas líneas de investigación para combatir el virus.