Nuestra recomendación libresca: ‘El sendero de la mano izquierda’

181 preceptos que conducen a la felicidad y a la sabiduría

El verano es asueto. Y baño de ocio. Y relajación de la mente. Y reflexión a tiempo parado. Un impasse en el frenesí cotidiano. Una parada sin fonda en el intermedio del camino. Una escapada al reencuentro consigo mismo. Un rescate de las lecturas que, contrariamente a nuestra voluntad, teníamos abandonadas. Un despeje de la prisa, esa mala consejera.

A modo de notas escuetas, de gotas refrescantes de textos cortos, de breverías muy puntuales, iremos recomendando propuestas de ocio para este verano 2018. Léanse libros, películas, trabajos discográficos -ya sean actuales o no-, lugares de descanso, restaurantes, tabernas y tabancos, playas, etcétera. Incluso actos y convocatorias consideradas menores.

Un flash. Una ráfaga. Un prisma. Un suelto. Recomendamos, de entrada, un libro que además puede adquirirlo en formato bolsillo. ‘El sendero de la mano izquierda. Un nuevo camino para la felicidad y la sabiduría’. En booket. Fernando Sánchez Dragó, el autor, nos ofrece 181 preceptos basados en el sentido común, en la cultura y en esa fuente de conocimiento que es la experiencia.

La obra puede catalogarse como un calendario espiritual, como un invitación a la ética. Obtuvo el Premio a la Espiritualidad 2002. ¿Hablamos de un código de conducta subversivo? Depende el criterio del lector. De entrada no. Si no estamos atrapados por las consignas del discurso dominante. En cualquier caso su lectura nos librará de muchas (invisibles) ataduras.