Las UCI de Almería se quedan sin pacientes de Covid-19

De esta forma, la provincia almeriense es la primera andaluza en no registrar positivos en las unidades de cuidados intensivos

Las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de los hospitales públicos de Almería carecen desde este viernes 29 de mayo de pacientes con Covid-19, tras el alta a planta otorgada a la última paciente atendida por los síntomas del virus en el Hospital La Inmaculada de Huércal-Overa (Almería).

De esta forma, la provincia almeriense es la primera andaluza en no registrar positivos en las unidades de cuidados intensivos, pero donde aún hay once pacientes ingresados en planta.

Según los datos del Gobierno andaluz, consultados por Europa Press, el último ingreso en las UCI hospitalarias de la provincia tuvo lugar el pasado 16 de mayo, toda vez que el primer caso de afectado por coronavirus que tuvo que ser atendido en la dicha unidad se registró el 12 de marzo, dos días antes de la declaración del estado de alarma.

Almería cuenta ya con 622 pacientes curados de los 775 que han dado positivo a los test de coronavirus —505 a través de una prueba PRC—.

Hasta este viernes 29, el número de casos se ha incrementado en 12 personas con respecto al pasado lunes 25, día en el que se contabilizó el último fallecimiento que elevaba la cifra a 53.

Advertisement

Los datos acumulados de la Junta señalan que, desde el inicio de la pandemia, han sido 40 las personas que han tenido que ser tratadas en las UCI hospitalarias de las 239 hospitalizadas.

Estas UCI han llegado a estar vacías durante días en determinados periodos, aunque nunca al mismo tiempo. En este sentido y, ante la evolución de la enfermedad, no son descartables nuevos ingresos.

Así, el pasado 5 de mayo, el Hospital de La Inmaculada despidió a quien, por entonces, era su último paciente en UCI; un vecino de Olula del Río que permaneció ingresado un mes.

Miguel Ángel ‘El Kiko’ fue homenajeado por el personal sanitario toda vez que él mismo, desde su camilla y con la voz aún entrecortada, agradeció «de corazón» la atención recibida y entregó a los profesionales una placa.

Días después, el Hospital de Poniente de El Ejido dejó incluso de contar con pacientes con Covid-19, ni en planta ni en la UCI, después de que los enfermos que aún se encontraban ingresados por este motivo dieran negativo en las últimas pruebas del virus.

Igualmente, el 14 de abril, Pepe se convirtió en el primer paciente con coronavirus extubado de la UCI del Hospital Universitario Torrecárdenas, lo que le permitió abandonar dicha unidad y continuar su recuperación en planta.

«Gran labor» de los sanitarios

El delegado territorial de Salud y Familias de la Junta de Andalucía en Almería, Juan de la Cruz Belmonte, ha destacado «la gran labor de todos los profesionales sanitarios de los centros hospitalarios que han logrado que las UCI estén hoy sin pacientes con coronavirus».

En una nota, el delegado ha afirmado que se trata de «un trabajo colectivo en el que todos los colectivos sanitarios han logrado dejar vacías de Covid-19 de estas instalaciones».

Belmonte, quien ha visitado el Hospital La Inmaculada donde se dio el última alta por UCI, ha señalado «el importante trabajo q

ue han desarrollado los hospitales así como cada uno de los facultativos por aislar a cada uno de las personas que han ingresado por esta enfermedad para evitar posibles contagios, una posibilidad que ha existido debido a la virulencia del coronavirus».

En nombre de la Consejería de Salud y Familias, el representante de la Junta ha incidido en la «ardua tarea» que han desempeñado «todos y cada una de las personas que trabajan en los hospitales desde un trabajador de cocina hasta un celador o un jefe de área por hacer frente a una enfermedad que era desconocida por todos».

También ha reconocido el trabajo de los profesionales de Atención Primaria, que ahora «cobra un mayor protagonista en esta etapa de desescalada».

«La colaboración entre todas las administraciones ha sido fundamental a la vez que la responsabilidad de todos los ciudadanos de nuestra provincia que han sido ejemplares desde el inicio de esta crisis sanitaria», ha añadido antes de hacer una llamada a la precaución puesto que, a pesar de estar en fase 2 desde hace varios días, aún no hay que «bajar la guardia».

Por ello, es preciso «seguir todas las pautas de distanciamiento social para mantener las cifras de positivos a la baja y así evitar posibles nuevos contagios».