El lamentable aprovechamiento de la muerte de Juan Carlos Aragón

La comparsa emite un comunicado en relación a la organización de eventos utilizando sus repertorios

Podía pasar y, por desgracia, ha pasado. La muerte de Juan Carlos Aragón ha provocado un enorme aluvión de reacciones de dolor pero también está siendo aprovechada para tratar de obtener un rédito económico.

La comparsa no tardado mucho tiempo en salir a la palestra para denunciar esta situación a través de un contundente comunicado en relación a los «promotores, grupos o personas que tienen crear espectáculos de diversos formatos utilizando los repertorios de Juan Carlos Aragón».

El colectivo aclara que «su finalidad es aprovecharse de su reciente fallecimiento sin atender a su voluntad como autor o otras consideraciones éticas y morales».

En este sentido desde el grupo se deja claro que la comparsa «cuenta con el respaldo de la viuda y de sus padres para la organización de eventos relacionados con la difusión de su obra artística.