Presentan un plan para que Jerez impulse el desarrollo de la industria cárnica

IU Jerez expone que «Jerez es el luar idóneo para ello, por su posición geográfica y entorno de servicios»

La industria cárnica es el cuarto sector industrial de nuestro pais, sólo por detrás de la industria automovilística, la del petróleo y los combustibles o la producción y distribución de energía eléctrica. El sector cuenta con un tejido del que forman parte casi 3.000 pequeñas y medianas empresas y ocupa, de manera destacada, un lugar destacado en el conjunto de la industria agroalimentaria, acumulando una cifra de negocio que alcanza los 22.000 millones de euros, aproximadamente, el 2 por ciento del PIB de nuestro país.

El empleo sectorial directo que genera es del orden de 80.000 trabajadores que representa más del 20% de la ocupación total de la industria alimentaria en nuestro país. Sin embargo, el sector cárnico andaluz, con un volumen de ventas que ronda los 1.500 millones de ventas, supone apenas el 11% del total del estado debido, entre otras cosas, al importante número de cabezas de ganado que son enviadas fuera de la región a cebaderos de otros puntos del país, convirtiendo al sector ganadero andaluz en suministrador de materia prima para la industria cárnica de otras regiones.

La provincia de Cádiz dispone de unas 105.000 hectáreas de pasto y una cabaña que ronda las 140.000 cabezas de vacuno y las 230.000 cabezas de pequeños rumiantes (ovejas y cabras). Sin embargo, sólo un mínimo porcentaje de ellas son sacrificadas en la provincia, siendo el resto transportadas a otros puntos de Andalucía y de España. Estas cifras ponen de manifiesto el amplio margen de mejora con que cuenta el sector cárnico en la provincia, un volumen de negocio que rondaría los 12 millones de euros anuales y que se estaría abandonando la provincia en lugar de distribuirse entre los subsectores de recría, transporte y tratamiento industrial de la zona.

A esto se suma el hecho de que estemos en víspera de un nuevo marco presupuestario de la UE y, de confirmarse los recortes en las primas ganaderas, el impacto sobre muchas explotaciones de la provincia puede ser importante, lo que refuerza el interés por poner en marcha inversiones que mejoren la competitividad del sector en la provincia. Frente a esto, la superficie pastizable de la provincia garantiza el desarrollo de un moderno sistema productivo sustentado en la gestión de los recursos naturales. La existencia de razas locales, rústicas y adaptadas a las condiciones climáticas y pastos de la zona, facilitan el desarrollo de productos singulares vinculados al territorio y la gestión ecológica de las explotaciones ganaderas aporta un valor añadido a un mercado tan sensible como el cárnico.

Es por ello que IU ha presentado, a través del Consejo de Administración de Merca Jerez, una propuesta para la puesta en funcionamiento de unas instalaciones industriales para el sacrifico y despiece de rumiantes en la provincia de Cádiz, siendo Jerez, por su posición geográfica y entorno de servicios, el lugar idóneo para ello. Así, es imprescindible conocer los requerimientos de mercados potenciales o los de la propia cadena alimentaria, con el fin de afinar en la conformación del proyecto definitivo.

Este tipo de instalaciones son costosas y se mueven con márgenes estrechos, por lo que su viabilidad suele pasar por una ajustada gestión y un buen conocimiento de los requerimientos del cliente. Es por ello que su ejecución debe abordarse desde la colaboración público-privada, para lo cual es esencial contar con socios particulares con experiencia y conocimientos en el conjunto de la cadena de valor vinculada a la industria cárnica. Por todo ello, IU plantea la necesidad de, antes de ejecutar la inversión, llevar a cabo un riguroso estudio sobre el diseño básico y la viabilidad de unas instalaciones para el sacrificio y una sala de despiece en Jerez así como sondear a posibles socios dentro de las empresas lideres del sector en España.

Según el consejero de IU en Merca Jerez, Jesús Parra, “Jerez debe aprovechar su privilegiada posición geográfica y su entorno de servicios para dar un paso al frente y liderar el desarrollo del sector cárnico en la provincia, pensando no sólo en la posibilidad de ofrecer un servicio a los ganaderos de la zona sino también en convertirse en una plataforma de exportación de carnes al resto de España y a otros países del entorno.”