El Gobierno andaluz renuncia en bloque a sus escoltas 

El objetivo es que se unan a la Policía Adscrita de Andalucía en la lucha contra el Coronavirus

La Unidad de Policía Adscrita a la Comunidad Autónoma de Andalucía contabiliza un total de 503 propuestas de sanción y ha efectuado nueve detenciones desde que se declaró el estado de alarma, dentro del Mando Único de todos los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado bajo las órdenes del Ministerio del Interior, para tratar de combatir la crisis generada por el coronavirus en España.

Así, tal y como desglosa a diario la Junta de Andalucía y la Unidad de Policía en la reunión del Centro de Coordinación para gestionar la crisis del coronavirus (CECOR), junto a la Delegación del Gobierno, Guardia Civil, Cuerpo Nacional de Policía, Policía Local, Ejército de España y Unidad Militar de Emergencias, la Unidad de Policía Adscrita acumula más de 500 propuestas de sanción por desobediencia o incumplimiento del real decreto por el que se declara el estado de alarma y nueve detenidos por resistencia o atendado a la autoridad durante este periodo.

Además, la Unidad Adscrita, que durante el estado de alarma se ha puesto a disposición de la sala de 091 de las distintas comisarías provinciales del Cuerpo Nacional de Policía, ha identificado un total de 1.365 personas durante el confinamiento y 1.092 vehículos, además de informar a pie de calle un total de 4.176 ocasiones sobre la obligación de cumplir el confinamiento.

El Gobierno andaluz renuncia a su escolta

El Consejo de Gobierno en bloque, tal y como anunció el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, ha renunciado a su escolta para que los agentes refuercen el dispositivo de seguridad durante el periodo que dure el estado de alarma, prorrogado por el Gobierno central durante dos semanas más.

Así, todos los consejeros del Gobierno andaluz han renunciado al servicio de escolta que presta la Unidad de Policía Adscrita para liberar efectivos policiales que puedan desempeñar labores de seguridad ciudadana. Son un total de 25 escoltas, que pasan a patrullar las calles durante el tiempo que persista el estado de alarma.