La muerte de Diego Armando Maradona sigue dando de que hablar. La leyenda futbolística falleció el pasado miércoles 25 de noviembre. Uno de los motivos que tienen más enfadados a los fans del ’10’, sobre todo en Argentina, son las fotografías que se hicieron virales por parte de los trabajadores de la funeraria junto al cadáver de Diego.

Días después, uno de los empleados ha dado la cara y ha hablado sobre lo sucedido. Claudio Fernández, en primer lugar, pide perdón a la familia de Maradona y asegura que la empresa lo ha despedido tras hacerse viral en Argentina, y en el mundo, la fotografía junto al cadáver del futbolista criado en Argentinos Juniors.

Empleados de la funeraria se hacen selfies junto al cadáver de Maradona

«Yo con Pinier y con varias funerarias trabajo desde hace varios años. Soy de las personas que no piensan en sacar fotos de féretros o fallecidos por respeto«, argumentaba en Radio 10 de Argentina.

Sobre el momento en el que tomaron las fotos junto al cadáver de Maradona, Claudio asegura que «estábamos acomodándolo, ya para llevarlo, y me dicen ‘flaco’ y mi hijo, como todo pibe, levantó el pulgar y sacaron la foto».

«Pido respeto y perdón a todos», afirma en la radio. El profesional de la funeraria asegura que le hizo el servicio al padre y al cuñado de Diego Armando Maradona, y que jamás hizo algo parecido.

«Estuve con Maradona cerca en vida. Y no lo hice en vida, sabiendo que es mi ídolo, no lo voy a hacer de fallecido. No hay intención. Sé que mucha gente se ha ofendido, sé que lo han tomado mal. Me están llamando de todos lados. Sé que molestó. Pero nunca antes pasó», afirmaba.

En una de las fotografías que se han viralizado aparece Claudio Fernández junto a su hijo, levantando el menor el pulgar junto al cadáver del astro argentino. «Maradona es ídolo de todos. Mío, tuyo y del mundo. Lo que hice no fue intencional, ni de mi parte ni de mi hijo», asegura.

Amenazas de muerte 

La cosa ha llegado a tal punto que Claudio está recibiendo amenazas de muerte por parte de aficionados y fans de Diego Armando Maradona por su fotografía junto al cadáver. «Estoy recibiendo amenazas, porque me conocen, soy del barrio. Gente que le molestó. Que nos van a matar, que me van a romper la camioneta. Mis hijos…», afirma el ex trabajador de la funeraria.

«No quiero tirar nada sobre ellos que están defendiendo a un ídolo», sentenciaba Claudio. Su trabajo era conducir la furgoneta para buscar el cuerpo y prepáralo en la funeraria. En esos momentos, su preocupación eran los «nervios de que quede bien Maradona. Lo llevaban a la Casa Rosada. Y que tanto Giannina, Dalma, Claudia y los familiares más íntimos puedan despedirse del ídolo».

De hecho, algunos medios se hacen eco de un rumor de que la afición ultra de Boca Juniors, conocida como ‘La 12’, habría encontrado a uno de ellos y le habría dado una paliza. «El chaval tiene los minutos contados de vida. Lo van a matar, boludo, por sacarse esas fotos. Los pibes de Argentinas Juniors ya lo están buscando. Uno va a destrozarlo y el otro va a grabar», recogía uno de los mensajes.

Otro decía que «los barra brava de Argentina Junior están yendo a casa del ‘gordo’, de ese hijo de puta que se sacó la foto«. El ‘gordo’ hace referencia a Diego Molina. De hecho, el abogado de Maradona, Matías Morla, publicó en Twitter su identidad.

Diego Molina Maradona funeraria
Imagen de Diego Molina posando en un selfie junto al cuerpo sin vida de Diego Armando Maradona

«Diego Molina es el canalla que se sacó una foto junto al féretro de Diego Maradona. Por la memoria de mí amigo no voy a descansar hasta que pague por semejante aberración», recogía su tweet junto a uno foto del funerario.

Despedido por la foto con Maradona 

Por último, Claudio asegura que «de la empresa me echaron. Me echaron por algo que yo no hice. Y la empresa no tiene la culpa, tampoco. Si ves la foto -soy el de anteojos- levanté justo la cabeza. Estaba acomodándolo, me dijeron ‘flaco’ y justo levanté la vista y mi hijo levantó el pulgar. Nada más. Fue algo instantáneo. Yo lo que más quería era dejarlo como un ídolo y que sus familiares se despidieran, como hicimos con toda su familia».