Agentes de la Policía Nacional han procedido a la detención en Viator (Almería) de tres secuestradores a los que sorprendieron cuando llevaban retenido en un vehículo a un hombre; al que exigían una compensación económica para su puesta en libertad.

La investigación policial ha concluido que el secuestrado y sus captores, supuestamente, habían participado en el pasado en un negocio ilícito que no salió según lo previsto por ambas partes.

Según ha informado la Comisaría Provincial de Almería, detenidos y víctima decidieron darse cita el día 23 de septiembre a las 21,30 horas; en el aparcamiento del Estadio de los Juegos del Mediterráneo para solucionar sus desavenencias.

Una vez allí, los tres presuntos secuestradores conminaron violentamente al otro para que se introdujera en el vehículo en el que éstos habían venido; para dirigirse hasta la localidad de Olula del Río, en Almería, donde pasaron la noche.

Piden un rescate a la familia de 29.000 euros

A la mañana siguiente, los captores solicitaron supuestamente, a un familiar de la víctima, un rescate de 29.000 euros para su puesta en libertad.

Esta persona, movida por el pánico del secuestro, llegó a recopilar parte del dinero; e inició los trámites crediticios y pignorativos pertinentes para lograr la cantidad requerida.

El negociador de la Policía Nacional siguió de cerca en todo momento la pista de los secuestradores. Asimismo, dotados de sistemas de geolocalización y posicionamiento, los agentes vigilaron los movimientos de los captores. De esta forma, esperaron el momento idóneo para proceder a la liberación del secuestrado, y garantizar de este modo la integridad física del mismo.

Sorprendieron a los secuestradores en dirección a Almeria

Ya al mediodía y, cuando los secuestradores circulaban dirección a Almería por la localidad de Viator, la Policía Nacional estableció un dispositivo especial. En este, varios agentes especializados en la detención en vehículos en movimiento, dieron el alto un vehículo; que iba ocupado por tres de los secuestradores y su víctima.

En ese instante, la Policía Nacional procedió a la detención de los captores, y a la liberación del secuestrado.

Ardua labor del negociador

En el éxito del operativo, que culminó con la detención y ninguna víctima consecuencia de tales hechos, fue debido en gran medida a la figura del negociador de la Policía Nacional. Su labor de asesoramiento, protección, y tendencia a la disminución del riesgo, jugaron un papel fundamental.

Los tres detenidos, que cuentan con numerosos antecedentes policiales, han ingresado en prisión por orden judicial, acusados de un delito de tráfico de drogas y otro de secuestro.