La Policía Nacional ha detenido a un varón tras intervenirle un total de 60 kilos de marihuana. El arresto se ha producido en el marco de una operación desarrollada en una plantación ubicada en una parcela de Córdoba.

Según han confirmado fuentes cercanas al caso y ha adelantado el diario digital ‘Cordópolis’, los agentes han registrado en la mañana de este martes una parcela de La Golondrina. Guardaba unas 160 plantas de dos metros de altura aproximadamente.

El pesaje de las plantas incautadas ha arrojado un resultado cercano a los 60 kilos. En la operación ha sido detenido un hombre, que ha quedado en libertad después de pasar por comisaría, según fuentes judiciales.

Cultivo de marihuana en Jerez

Por otra parte, agentes de la Guardia Civil, en un servicio coordinado con la Policía Local de Jerez de la Frontera (Cádiz), desmantelaban recientemente una plantación de marihuana que se había instalado en el interior de una nave industrial.

Los detenidos, dos personas, habían instalado un equipamiento eléctrico que constaba de decenas de diferenciales, toda una red de iluminación, ventilación, extractores y humidificadores.

Según ha explicado la Guardia Civil en una nota, se han intervenido 613 plantas de marihuana listas para su recolección. Estas arrojaban un peso de casi 100 kilos.

La operación se realizó este lunes día 19, cuando se estableció un servicio coordinado de vigilancia junto con la Policía Local de Jerez ante la sospecha de que en una nave industrial de la localidad pudiera existir una cultivo indoor de marihuana.

Registro en una nave industrial en Jerez

Los agentes en el transcurso de la investigación realizaron un registro de la nave industrial en presencia de los detenidos, encontrando en el interior de la nave 613 plantas cultivadas por modalidad indoor, todas ellas en avanzado estado de floración y que arrojaron un peso total de casi 100 kilos, junto a todo un equipamiento de material eléctrico necesario para el mantenimiento de la plantación.

Por todo ello, se ha detenido a dos personas como presuntos responsables de los delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico, siendo desmantelado todo el sistema que facilitaba el crecimiento.