Esquerra Republicana (ERC) ha registrado en el Congreso una propuesta de resolución, aceptada por el PSOE, para que el presidente Pedro Sánchez rinda cuentas cada dos meses de la aplicación del nuevo estado de alarma y que en marzo la Conferencia de Presidentes, previo acuerdo del Consejo Interterritorial de Salud, pueda decidir si lo levanta o lo mantiene hasta el 9 de mayo.

El Ejecutivo plantea en su decreto extender el estado de alarma hasta el 9 mayo, si bien este miércoles Sánchez ha ofrecido revisar la vigencia de esta medida excepcional dentro de cuatro meses, el 9 de marzo, y que sea el Consejo Interterritorial de Salud el que tome una decisión al respecto en función de la evolución de la pandemia.

Lo que plantea Esquerra es que sea la Conferencia de Presidentes, previo acuerdo favorable del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, la que formule al Gobierno una propuesta de levantamiento del estado de alarma transcurridos cuatro meses del estado de alarma, a la vista de la evolución de los indicadores sanitarios, epidemiológicos, sociales y económicos.

En su propuesta de resolución, que se votará junto a las que presenten otros grupos en el Pleno del Congreso de este jueves, los independentistas catalanes solicitan, además, que sea Sánchez quien comparezca en el Pleno del Congreso y «cada dos meses» para dar cuenta de los datos y gestiones del Gobierno de Pedro Sánchez en relación con la aplicación del estado de alarma, y que el titular de Sanidad acuda a la comisión parlamentaria del ramo mensualmente para detallar los datos y gestiones correspondientes a su departamento.

Según informaron a Europa Press fuentes de ERC y del PSOE, la propuesta será aceptada por los socialistas y podrá salir adelante en la votación de este jueves en el Congreso.

Pedro Sánchez había pedido que se prolongará cuatro meses 

Ahora sí. Ahora no. Eso está ocurriendo en España con el nuevo estado de alarma y el toque de queda. Ahora Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, ha propuesto en el Pleno del Congreso que el estado de alarma se prolongue cuatro meses, en vez de los seis que recoge el decreto aprobado por el Consejo de Ministros, alegando que su Gobierno «está por la unidad».

De esta manera, plantea que el próximo 9 de marzo sea el Consejo Interterritorial de Salud el que «revise» si debe o no continuar esta medida excepcional.

«Ahí está la propuesta, espero que ustedes la acepten», ha espetado el presidente a Pablo Casado durante la sesión de control al Gobierno en la Cámara Baja. Sin embargo, el líder de los ‘populares’ ha defendido su oferta de limitar el estado de alarma a dos meses para «salvar» la campaña de Navidad y la «esperanza de millones de españoles, sobre todo los mayores que viven sin sus familias».

«Menos ‘Aló presidente’ los fines de semana y más venir al Congreso»

Para Casado, esa nueva propuesta de Sánchez para cuatro meses de estado de alarma sigue intentado «eludir» el control parlamentario. «Menos ‘Aló presidente’ los fines de semana y más venir al Congreso como estipula la Constitución siempre que tiene que dar cuenta de cuestiones tan relevantes como una excepcionalidad constitucional», ha solicitado. Además, el líder del PP ha añadido que el Gobierno «aún está a tiempo de aceptar» la propuesta que ha puesto el PP sobre la mesa.

El presidente del PP ha avisado que no se puede aplicar un estado de alarma tan largo «sin control parlamentario ni judicial». Eso, a su juicio, «desborda el estado de derecho» español y el europeo.
«Le ha dado tanta vergüenza esta cacicada que ni siquiera viene usted a convalidarla a las Cortes», ha manifestado Casado. A su vez ha añadido que la Ley de Sanidad que aprobó el PSOE en 2011 mandata al presidente del Gobierno en estos casos.