El vicepresidente primero y responsable de Turismo de la Diputación de Cádiz, José María Román, ha presentado ‘Noviembre, mes de los esteros’. Se trata de un programa abierto al público y a los profesionales para convertir estos espacios naturales en un referente gastronómico de la Bahía de Cádiz. Y aumentar la programación de actividades en esta fecha y reivindicar el sabor del pescado de estero tradicional.

Según ha informado en un comunicado, se trata de un proyecto que Román, también como alcalde de Chiclana, ha presentado en la Diputación acompañado por el alcalde de El Puerto de Santa María, Germán Beardo; la alcaldesa de Puerto Real, Elena Amaya, y la concejala de Turismo de San Fernando, Regla Moreno.

El proyecto coordina todas las rutas de los esteros que hasta ahora se venían celebrando de forma dispersa en estos municipios. De manera que ofrezcan del 4 al 22 de noviembre actividades relacionadas con los esteros de Cádiz «para que estos espacios consigan llamar la atención del público», ha informado Román.

Las actividades programadas tendrán un aforo reducido, atendiendo a las normas sanitarias de la pandemia del Coronavirus. Y se irán adaptando a las nuevas circunstancias que vayan surgiendo.

Reclamo tradicional

«En este año tan especial, se trata de ir sembrando y de sentar las bases de noviembre como el mes de los esteros. Todo para que se convierta con el tiempo en un reclamo tradicional. Y que todos los ayuntamientos se coordinen para ofrecer una oferta más atractiva.

Una iniciativa que vamos a empezar. Y a la que se podrán sumar en un futuro más ayuntamientos», ha añadido el vicepresidente primero de la Diputación.

La ruta de los esteros cuenta con el precedente del mes del atún, que ha logrado asentarse en el público como una referencia turística. «La experiencia nos demuestra –ha recalcado el diputado de Turismo– que aglutinar las propuestas ha sido muy útil para posicionar el atún como un producto de prestigio. Y que seguir la misma senda puede ser interesante para lograr una publicidad mayor de los eventos. Además de conseguir más visitantes interesados en conocer la riqueza y la versatilidad de la gastronomía de los esteros».

El Patronato Provincial de Turismo de la Diputación ha colaborado con 5.000 euros con cada uno de los ayuntamientos para que puedan ofrecer de forma segura demostraciones de despesques; charlas didácticas, visitas guiadas y teatralizadas y jornadas técnicas en torno a los esteros.

Esta inversión está respaldada por todos «porque potenciar estas rutas y fomentar el consumo del pescado de estero tradicional es velar por el desarrollo económico; lúdico y sostenible del Parque Natural de la Bahía, han coincidido los responsables municipales», han agregado.

Sobre los esteros

El invierno es la mejor época para disfrutar del estero, los primeros meses del año son los ideales para disfrutar de sus excepcionales productos y de su colorido; las zonas de tierra que dividen los esteros, naves y chiqueros, se cubren de una alfombra verde por la lluvias. A su vez cubierta con flores amarillas, mezcladas con los ocres de la marisma.

En esta época tradicionalmente se realiza el despesque. Consiste básicamente en retirar los peces que de forma natural han accedido a los esteros, dónde han engordado con las algas, pequeños crustáceos y otros peces pequeños de los que se abastecen procedentes del mar abierto a través de los caños. Esta operación que se hace todos los años eran un acontecimiento que disfrutaban los salineros y sus amigos, ya que la producción era muy  corta, y  solo  en contadas ocasiones acudía parte de los productos al mercado local, por lo que su disfrute estaba muy restringido.