La barriada de Pino Montano de Sevilla capital ha sido en la noche del martes 27 de octubre el emplazamiento de incidentes que han motivado la actuación de la Policía Nacional. Todo ello como consecuencia de la protesta de un centenar de personas. Estas se manifestaban en contra la instauración del estado de alarma y el toque de queda en el marco de la lucha contra la pandemia de Covid-19.

Según han indicado fuentes policiales, sobre las 22,30 horas empezaron a entrar numerosas llamadas de vecinos alertando de dichos incidentes. Todos ellos se habrían concentrado en el entorno de la avenida Cortijo de las Casillas.

Se trataba de unas 100 personas, jóvenes en su mayoría, que protestaban contra la implantación del toque de queda prendiendo fuego a contenedores y lanzando petardos y piedras. En el lugar han hecho acto de presencia efectivos de la Unidad de Intervención Policial y de otros indicativos.

Sobre las 23,30 horas, según han añadido las fuentes consultadas, los incidentes habrían remitido.

Dos identificados por desórdenes públicos de Pino Montano

La Policía Local de Sevilla ha identificado a dos de los integrantes de los grupos violentos que provocaron desordenes públicos en Pino Montano. Fuentes policiales aseguran que mantiene abierta la investigación para localizar a otros participantes en los incidentes.

Según informa Emergencias Sevilla en sus redes sociales, los incidentes se iniciaron sobre las 22.30 horas en la zona de Pino Montano. En la barriada sevillana donde grupos de jóvenes estaban incendiando contenedores y utilizando bengalas y cohetes. Tras ello, se desplegó un dispositivo de Policía Local y Policía Nacional en la zona para controlar la situación.

La protesta había sido convocada como pacífica por las redes sociales bajo el lema «El barrio lucha por su libertad». Durante la manifestación varios participantes lanzaron objetos contra los autobuses y vehículos que circulaban por la calle Cortijo de las Casillas, lugar donde cruzaron e incendiaron algunos contenedores.

La monitorización de las redes sociales por parte de la Policía Local mediante técnicas OSINT (Open Source Intelligence) para rastrear los perfiles convocantes y algunos de los que publicaron imágenes mientras participaban en los altercados de Pino Montano. La información obtenida de estos perfiles, muchos de ellos ya eliminados, han sido salvadas por los agentes para su inclusión en las diligencias abiertas.

Todo ello permitió que sobre las 01.30 horas una dotación de Policía Local identificara en su domicilio a uno de los integrantes del grupo. Fue entonces cuando se le informó de la investigación en marcha y de la instrucción de diligencias por desórdenes públicos.

Incidentes Pino Montano

Lanzamiento de botellas a los bomberos

Por su parte, efectivos de Bombeos procedieron a extinguir tres contenedores incendiados y que fueron colocados en el centro de la calle Cortijo de las Casillas, en Pino Montano. Durante la extinción, los bomberos recibieron golpes por lanzamiento de objetos y botellas por parte de los alborotadores.

La Policía Local mantiene abierta la investigación y desarrollará nuevas actuaciones en las próximas horas para identificar a otros participantes en los incidentes. También agradece la colaboración ciudadana a través de las redes sociales, que ha sido «clave» en el avance de las pesquisas en marcha.

El delegado de Gobernación del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, ha seguido de cerca el avance del dispositivo de control; así como el posterior de monitorización de redes sociales. También ha visto el avance de las investigaciones hasta bien entrada la madrugada y ha felicitado a la Policía Local por su «rápida respuesta».

«No podemos permitir que grupos aislados alteren la tranquilidad de un barrio provocando graves altercados en una situación de crisis sanitaria en la que todos los esfuerzos se centran en evitar concentraciones para frenar el avance de la pandemia», ha subrayado Cabrera.