Cultiva marihuana en una cochera en Lopera. La Guardia Civil está investigando en diligencias judiciales como presunto autor de un delito contra la salud pública a un vecino de Lopera (Jaén), de 61 años, al que se le acusa de cultivar marihuana en una cochera.

Durante la investigación, los agentes han localizado en el interior de la cochera una plantación de marihuana con 88 plantas en avanzado estado de crecimiento. El espacio estaba equipado con focos, extractores, aire acondicionado y transformadores. En el mismo registro han sido localizadas otras siete plantas sembradas en el patio de la vivienda.

Plantas de marihuana

Con este servicio además de las 95 plantas de marihuana, las cuales han arrojado un peso de 14 kilogramos. Además ha sido intervenida una carabina de aire comprimido, varias cajetillas de tabaco sin efecto timbrado, 720 gramos de picadura de tabaco y una máquina para entubar cigarrillos.

Además, al investigado se le imputa un delito de defraudación de fluido eléctrico al estar conectada la cochera a la red eléctrica y no disponer de contador; ni de los dispositivos de seguridad necesarios, para el excesivo consumo de energía que estaban realizando.

Tráfico de drogas en Andalucía

Hay que recordar que recientemente se asestaba un nuevo palo al tráfico de drogas en Jerez. En este caso la Policía Nacional, en colaboración con la Policía Local, desmanteló en las últimas semanas cinco instalaciones dedicadas al cultivo acelerado y al procesado de marihuana.

En total, han intervenido 1.035 plantas de gran tamaño junto con otros seis kilos ya preparadas para su venta directa. Las investigaciones finalizaron con la detención de seis personas como presuntos autores de los delitos  contra la salud pública y malversación de fluido eléctrico. Todos ellos abastecían sus instalaciones mediante enganches ilegales a la red eléctrica.

Las plantaciones interiores desmanteladas se ubicaban dentro del núcleo urbano de la ciudad, en zonas residenciales altamente pobladas. Una de ellas se encontraba en una casa baja adosada, en la barriada de Federico Mayo. Las otras cuatro se ubicaban en bloques de viviendas altamente poblados en las Barriadas de Agrimensor y Torresoto.

Además de la droga, intervinieron nueve aparatos industriales de aire acondicionado, 73 balastros magnéticos; 72 conjuntos de lámparas de calor halógenas, 33 ventiladores de gran tamaño; 10 turbinas extractoras de aire y 10 cuadros eléctricos artesanales para el enganche ilegal al fluido eléctrico.