Contagiados por Coronavirus crean anticuerpos que atacan su sistema. Algunos pacientes con Coronavirus 19 grave pueden tener anticuerpos, desarrollados por su propio sistema inmunitario, que atacan antígenos de su organismo en vez de al virus, según una investigación de la que se hace eco The New York Times.

Los investigadores creen que esta respuesta errónea del sistema inmune pueda provocar un Coronavirus más severo. Y también puede explicar porqué algunas personas tienen problemas persistentes meses después de haberse recuperado de la enfermedad y de haber negativizado el virus.

Los científicos comparan esta respuesta inmune con lo que ocurre en enfermedades como el lupus y la artritis reumatoide.

En la respuesta típica a un virus, ciertas células, conocidas como inmunes B, producen anticuerpos que bloquean el virus, explican los investigadores.  No obstante, en pacientes con lupus o artritis reumatoide algunas células B no lo hacen. Y en su lugar producen autoanticuerpos que atacan las células humanas sanas; confundiéndolas con intrusos. Algo similar puede estar sucediendo en algunos pacientes con Coronavirus, sugieren los especialistas.

Nuevo estudio

En el nuevo estudio, los investigadores monitorizaron la enfermedad en 52 pacientes dentro del sistema de atención médica de Emory, en Atlanta. Fueron clasificados con Coronavirus grave o crítico, pero que no tenían antecedentes de trastornos autoinmunes.

Encontraron autoanticuerpos que reconocen el ADN en casi la mitad de los pacientes, pero también encontraron anticuerpos contra una proteína llamada factor reumatoide y otras que ayudan con la coagulación de la sangre. Entre la mitad de los pacientes más graves, más del 70% tenía autoanticuerpos contra uno de los objetivos evaluados.

Algunos de los anticuerpos que los investigadores identificaron están asociados con problemas de flujo sanguíneo, comentó la inmunóloga y experta en lupus de la Universidad de Massachusetts, Ann Marshak-Rothstein. «Es muy posible que algunos de los problemas de coagulación que se ven en pacientes con covid-19 estén siendo impulsados por este tipo de complejos inmunes».

El hallazgo  tienen implicaciones importantes para el tratamiento de los enfermos de Coronavirus: utilizando pruebas existentes que pueden detectar autoanticuerpos, los médicos podrían identificar a los pacientes que podrían beneficiarse de los tratamientos utilizados para el lupus y la artritis reumatoide. No existe cura para estas enfermedades, pero algunos tratamientos disminuyen la frecuencia y gravedad de los brotes.

Análisis de anticuerpos

El análisis de anticuerpos, también conocido como prueba serológica, generalmente se hace después de una recuperación total del Coronavirus La elegibilidad puede variar dependiendo de la disponibilidad de las pruebas. Un profesional de atención médica toma una muestra de sangre, generalmente de la punta de un dedo o de una vena en el brazo.

Luego, la muestra se analiza para determinar si has desarrollado anticuerpos contra el virus. El sistema inmunitario produce estos anticuerpos –proteínas que son esenciales para combatir y eliminar el virus-.

Si los resultados de los análisis muestran que tienes anticuerpos, esto indica que probablemente te infectaste con el Coronavirus en algún momento en el pasado. También quizás signifique que tienes algo de inmunidad. Pero no hay suficiente evidencia que indique que tener anticuerpos te protegerá contra una reinfección con el Coronavirus. Todavía no se sabe cuál es el nivel de inmunidad ni cuánto dura esta. Los estudios, que continúan, en algún momento revelarán más información sobre este tema.

El tipo de análisis de anticuerpos y el momento en que se hace afectan su exactitud. Si te hacen el análisis demasiado temprano durante el curso de la infección, cuando la respuesta del sistema inmunitario todavía se está formando en tu organismo, quizás la prueba no detecte los anticuerpos. Así que no se recomienda hacer la prueba de anticuerpos hasta por lo menos 14 días después de la aparición de los síntomas. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) autorizó y verificó determinados análisis de anticuerpos, pero todavía hay análisis de exactitud dudosa a la venta en el mercado.