Roban 1.000 tubos de riego en una finca de Granada

Una pareja es presunta autora de un delio de robo con fuerza en una finca agrícola de Churriana de la Vega

La Guardia Civil de Granada ha puesto a disposición judicial en calidad de investigados a una pareja, un hombre de 45 años de edad y una mujer de 41, como presuntos autores de un delio de robo con fuerza en una finca agrícola de Churriana de la Vega donde han sido sustraídos 1.000 tubos de riego.

El robo se produjo el día 20 cuando los investigados presuntamente rompieron el candado de acceso a la finca y se apoderaron de 1.000 tubos de riego de de 2,5 metros de largo y diferentes diámetros, valorados en más de 4.000 euros, según ha informado la Guardia Civil en una nota.

El propietario de la finca denunció el robo en el cuartel de la Guardia Civil de Armilla y el equipo Roca se hizo cargo de la investigación, cuyos agentes han averiguado que dichos tubos han acabado en una conocida chatarrería de un pueblo del área metropolitana de Granada y que antes habían estado en una chatarrería del término municipal granadino.

A esta última chatarrería fue a la que acudieron los investigados para vender supuestamente los tubos robados y después este chatarrero los revendió en el establecimiento donde la Guardia Civil los ha localizado doblados y por tanto inservibles.

Este servicio es fruto de la colaboración que la Guardia Civil ha fomentado entre los agricultores y los agentes de los equipos Roca.

Tras su implementación a nivel nacional en el año 2013, los equipos Roca de la Guardia Civil vigilan de forma permanente el campo granadino y sus agentes se caracterizan por tener una comunicación muy fluida y constante con todos los sectores agrarios, sobre todo con los agricultores y la vigilancia privada que trabaja en el campo.