Juan Carlos Gómez: «Poner excusas a estas derrotas sería engañar a la gente»

El técnico del Xerez CD explicaba que «se han visto las diferencias existentes y no podemos hacer nada contra eso»

Juan Carlos Gómez compareció ante los medios de comunicación en la conclusión del encuentro ante el Xerez DFC. El técnico azulino reconocía la superioridad del rival y su mayor talento individual y no puso peros a la derrota. «Se han visto las diferencias existentes y no podemos hacer nada contra eso. No son de nuestra liga, no es nuestra guerra y no podemos competir ante este tipo de equipos. Han sido justos vencedores».

El técnico fue cuestionado por un posible penalti a Brian a los pocos minutos de iniciarse el segundo tiempo. «Hubiera cambiado porque nos hubiéramos metido en el partido, pero las diferencias siguen estando ahí. Ellos nos han hecho daño cada vez que llegaban y a balón parado. Cuando nos volcamos encontraron más espacios. Poner excusas a estas derrotas sería engañar a la gente, tienen un equipo muy rápido, talentos y físicamente muy potente. La pena es no haber podido brindarle el triunfo a la afición».

Otro aspecto que destacó fue la diferencia, cada vez mayor entre los dos equipos. «Este equipo ha bajado el nivel respecto a años anteriores y ellos lo han subido. Están hechos para ascender. No son de nuestra liga y no podemos pensar en competir ante este tipo de equipos. Hemos hecho lo que hemos podido y encima nos encontramos con todo en contra. Eso explica este desequilibrio y se ha visto sobre el terreno de juego».

Tras ello, Gómez apostaba por pasar página pronto para afrontar los dos nuevos encuentros ligueros de esta semana. «El miércoles tenemos un partido de nuestra liga y tenemos que olvidar esto lo antes posible; no hay más».

Por último, también lamentó las actuaciones arbitrales que han perjudicado a su equipo. «Hasta la fecha estamos recibiendo todas las decisiones en contra. Eso te merma y te quita la posibilidad de meterte en un partido cuando estás en desventaja. A nosotros es muy fácil pitarnos un penalti en contra».