Condenan a una pareja en Jerez por abusos sexuales a una niña de 4 años

«En ocasiones se colocaba sobre la espalda de su madre cuando ésta mantenía relaciones con su pareja», recoge la sentencia

La Sección Octava de la Audiencia Provincial, con sede en Jerez de la Frontera, ha condenado a cinco años de prisión a una mujer jerezana por permitir abusos sexuales de su pareja sobre su hija de 4 años de edad.

La pareja de esta mujer fue condenada a once años de cárcel por abusos sexuales continuados sobre la niña, cuando apenas tenía 4 años. Los hechos tuvieron lugar en el año 2015, en una vivienda de la barriada jerezana de San Telmo, tal y como ha adelantado Diario de Jerez.

Tanto la madre, como la pareja de la madre han sido condenados a cinco y once años de prisión respectivamente. La niña narró con todo detalle las prácticas a las que era sometida por la pareja de su madre sin que ésta hiciera nada para evitarlo.

Según recoge la sentencia, el condenado, Francisco S.J «aprovechando que la menor se bañaba o se vestía le realiza tocamientos en la zona vaginal, frotando el dedo y llegando a introducirlo en una ocasión en el interior de la vagina».

Esta pequeña ha vivido todo un infierno en su niñez e incluso, la sentencia recoge que la pareja realizaba actos sexuales delante de la niña: «En ocasiones se colocaba sobre la espalda de su madre cuando ésta mantenía relaciones con su pareja, Francisco S. J., estando encima de éste».

La niña declaró todo lo vivido ante el juez y explicó que su madre y su pareja ponían películas pornográficas en la televisión, algo que traumatizó a la pequeña. Y es que dos testigos aseguran que la pequeña imitaba actos sexuales con muñecos. «Comportamientos que veía en casa», tal y como ha dictaminado la sentencia.

Así, la madre ha sido condenada a cinco años de cárcel, además de a once años sin poder ver a su hija, ya que la la Sección Octava de la Audiencia Provincial ha decidido retirarle la patria potestad. Su pareja ha sido condenada a once años de cárcel y ha recaído sobre él una orden de alejamiento sobre la menor durante 17 años.