Un español se ha forrado con el Euromillones. El sorteo del Euromillones suele ir acumulando dinero en el bote a medida que no encuentra ganador de primera categoría.

Sin embargo, hay ocasiones en las que se juegan botes especiales, como el del viernes que tenía un premio de 130 millones…, un sorteo del Euromillones que recayó en un español.

Concretamente, en Valladolid. Supone el cuarto mayor premio de la historia del Euromillones en España.

La identidad de este jugador es anónima, aunque sí que se sabe que para llevarse el bote del viernes hizo una simple apuesta de 2,5 euros, la mínima para participar en el sorteo.

Así lo explica a El Norte de Castilla el propietario de la administración vallisoletana donde se compró el premio del Euromillones que le tocó a este español.

«No tenemos ni la más remota idea de quién ha podido ser el acertante más allá de que realizó una apuesta simple de tan solo 2,5 euros, aunque suponemos que se trata de un particular que lógicamente quiere mantener su anonimato y al que quizá nunca lleguemos a poner cara», relata al diario local.

¿Qué supone para una administración repartir este premio? «Para nosotros es como para un un equipo de fútbol haber ganado la Champions».

Según explica a El Norte de Castilla, esta administración nunca había repartido un premio tan alto:

Habíamos entregado algunos premios

«Habíamos entregado algunos premios, como dos quintos de la Lotería de Navidad o una aproximación del segundo premio del Niño el año pasado, pero nada comparable a esto».

«¡He sido yo!», bromeaban, o no, los clientes que desfilaron por la mañana por la administración de la calle Juan Martínez Villergas (frente al número 4), después de dar la «enhorabuena» al lotero que entregó el premio.

«¿Me has preparado ya la caja?», interrogaban otros. «Me falta el pico», contestaba sonriente el titular del negocio, quien aclaró que quizás nunca conozca al ganador, ya que «los premios de las loterías de más de dos mil euros deben cobrarse directamente en el banco sin necesidad de pasar por la administración».

Conocer algún día al ganador

Y a él, según reconoce, sí le gustaría conocer algún día al ganador. «Si es un particular, como parece, entiendo que no quiera identificarse, aunque en un futuro sí que me gustaría conocerle, la verdad», añadió.

Federico Herguedas desea que el ganador «tenga una larga vida para disfrutar del premio» e incide en que «supone una satisfacción enorme dar un bote así».

El lotero recuerda que «solo si juegas siempre con moderación, y en este caso con una apuesta de 2,5 euros, puedes ganar». Un vecino de Parquesol, presumiblemente, ganó así 130 millones.