El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha pedido de nuevo a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que «se deje ayudar» y «siga las recomendaciones» que el Ministerio ha planteado para controlar la pandemia de COVID-19 en la autonomía madrileña, entre las que se encuentra la restricción de la movilidad en toda la ciudad de Madrid, y no solo en las 45 zonas básicas de salud actualmente afectadas.

En rueda de prensa tras la infructuosa reunión de este lunes con los responsables de Madrid, Salvador Illa ha asegurado que en la autonomía existe «transmisión comunitaria» y que el COVID-19 «no está controlado», por lo que ha instado al Ejecutivo madrileño a «actuar con determinación». Por ello, ha insistido en que hay que aplicar las medidas propuestas por Sanidad «con carácter inmediato».

«Pedimos a la presidenta de la Comunidad de Madrid que se deje ayudar y escuche las recomendaciones que hacemos. No es una batalla ideológica, es epidemiológica«, ha comentado Illa.

Salvador Illa ha narrado algunos datos que, a su juicio, muestran que la situación en Madrid es preocupante. Por ejemplo, ha especificado que la autonomía madrileña ha comunicado más de 13.000 casos desde el viernes, 1.700 más que el fin de semana anterior. «Sigue presentando cerca del 40 por ciento de casos de nuestros país. Y la positividad de PCR es del 20,7 por ciento, casi el doble que en el resto de España», ha añadido.

Ya existe «transmisión comunitaria»

Para Illa, estos son datos que «refuerzan que en Madrid hay transmisión comunitaria». «No hay que tomárselo como un juego. Y no se está tomando el control de la pandemia, está incrementándose semana a semana. Cuando uno va al médico quiere que le digan la verdad. Y la verdad es que hay transmisión comunitaria e incremento de casos y fallecidos», ha agregado.

Ante toda esta situación, el ministro ha reclamado «aplicar ya» las medidas propuestas por Sanidad, y ha agregado que «no es descartable que haya que tomar las medidas en función de cómo evolucionen las cosas». «Ya vamos tarde. Hay que actuar con determinación», ha añadido al respecto el ministro.

«No hay que engañarse, vienen semanas muy duras, complicadas, en las que hay que actuar con determinación para controlar la pandemia, que no lo tenemos en estos momentos. Si no lo hacemos tendremos que tomar medidas mucho más duras», ha concluido.

Madrid estudia un confinamiento completo

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, avanzó el pasado 22 de septiembre que el Gobierno regional estudia extender las restricciones de movilidad a «otras muchas» zonas y no ha descartado que pudiesen llegar a aplicarse en toda la autonomía.

«Anuncio que no va a ser solo en esas 37 áreas, en todas las zonas; porque a mí no me sabe bien, y esto sé que está sucediendo, lo veo, que a partir de mañana o pasado haya un bar en Vallecas o en Usera que cumple todas sus normas, que a las 10 esté cerrado, y que todo el mundo esté de copas como si no pasará nada a las 11 o a las 12 en Chamberí, en Salamanca, en Chamartín…», ha señalado en una entrevista en ‘Onda Cero’, recogida por Europa Press.

La presidenta madrileña, que no ha rechazado que se acaben extendiendo «de manera autonómica», ha detallado que ahora lo que están haciendo es viendo dónde hay zonas donde el contagio en «muchísimo mayor» para aplicar de manera «más severa las restricciones». «Pero seguirán», ha apuntado.

Ayuso ha defendido que estas medidas no van por barrios «por una cuestión de estigmatizar a ciudadanos» sino para «evitar el virus». Así, ha insistido en que «donde tengan que actuar, lo harán».

En este sentido, ha recordado que ya están «cerrando a la una la restauración y bajando aforos» en toda la Comunidad pero ha remarcado que «hay unas medidas adicionales en esas zonas donde se ha demostrado que el contagio es todavía muchísimo mayor». En estos lugares los contagios están por encima de los 1.000 por 100.000 habitantes y el umbral lo deciden los «técnicos de la Consejería de Sanidad».