El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, expondrá este martes 29 de septiembre en el Parlamento andaluz la estrategia que la institución provincial está desarrollando para luchar contra la despoblación, uno de los grandes retos del actual equipo de gobierno para este mandato.

En este sentido, ha recordado que la institución impulsa una estrategia global contra la despoblación cimentada en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), sobre todo aquel relativo al equilibro entre lo urbano y lo rural; y planteado de una forma integral, de tal manera que se aborde esta estrategia desde todas las competencias que se abordan desde la Diputación.

«Es una excelente noticia que en el Parlamento andaluz se haya creado un grupo de trabajo al efecto, en el que podamos exponer y compartir con el restos de instituciones nuestros planteamientos y avances al respecto», ha valorado el presidente provincial.

Además, considera que la crisis producida por el Covid-19 «puede llegar a ser una oportunidad para fijar población en los pequeños pueblos del interior».

Retos a corto y medio plazo

Salado prevé exponer al grupo de trabajo de la Cámara andaluza el balance de actuaciones hechas hasta la fecha, así como un diagnóstico de la situación demográfica de la provincia y retos a abordar a corto y medio plazo.

«En la provincia de Málaga se da la circunstancia de que se prevé que de aquí a 2030 haya un importante incremento de población, pero que éste se dé sobre todo en los municipios de la costa, aumentando el desequilibro y la brecha entre el litoral y el interior de nuestra tierra», ha indicado Salado.

Por tanto, para hacer frente a este desequilibrio, desde la Diputación de Málaga se ha apostado en los últimos meses por abordar cuestiones tales como la mejora de conexión por carretera, la lucha contra la exclusión financiera, el impulso del tejido productivo de las zonas del interior, con especial atención al sector agroalimentario; y el impulso o mejora de los equipamientos básicos y de la conectividad a Internet.

«Una estrategia global en la que es fundamental contar con la colaboración activa de los vecinos, quienes mejor conocen las fortalezas de sus pueblos, y basándonos también en la innovación social, clave para encontrar soluciones que ayuden a fijar la población», ha concluido el presidente provincial.

Despoblación en municipios de Málaga

La Diputación de Málaga tuvo encuentros telemáticos para abordar el reto de la despoblación en los municipios del interior. Las reuniones fueron organizadas por la Delegación de Innovación Social y Despoblamiento. Asimismo, se contó con invitados de otros municipios de España que han presentado iniciativas de éxito en sus territorios.

Rivas ha destacado el papel que cumple la Reserva Mundial de la Biosfera Sierra de las Nieves declarada por la Unesco hace 25 años, «de gran valor natural y cultural para toda la humanidad, en las que sin comprometer la conservación de esos valores, se pretenden llevar a cabo programas que favorezcan el desarrollo sostenible, social y económico de sus habitantes».

Por su parte, la presidenta del Consejo de Gestores de la Red Española de Reservas de la Biosfera del Alto Bernesga (León), Benedicta Rodríguez, habló de su comarca, muy castigada por la despoblación desde hace décadas y dependiente de la minería, que provocó con su derrumbe que todos los municipios dependientes de esta actividad entraran en declive socioeconómico.

En este sentido, explicó que hoy apuestan por diversificar y no depender exclusivamente de una actividad, porque consideran que limita la innovación y el emprendimiento. Además, también habló de la importancia de la mujer en el mundo rural, del asociacionismo y del comercio local.

En la ronda de intervenciones y reflexiones, los participantes debatieron sobre algunos retos como la necesidad de la mejora de las comunicaciones digitales y por carretera; la apuesta de las administraciones para mejorar las capacidades tecnológicas de la mujer rural y para la adquisición de equipos informáticos.