La autoridad judicial ha decretado el ingreso en prisión de un hombre detenido por la Policía Nacional por la presunta comisión de tres delitos contra el patrimonio cometidos en Córdoba capital durante los últimos meses.

Según ha indicado la Policía en una nota, el primero de los hechos tuvo lugar el pasado mes de julio cuando, según relata la denuncia, a última hora de la tarde un hombre accedió a un centro religioso de la zona de Ciudad Jardín de Córdoba y, aprovechando un momento de descuido de una de las personas que se encontraban en el interior, sustrajo un móvil de alta gama.

A raíz de ese momento se inició una investigación, gracias a la cual han podido situar al presunto autor en dos hechos más cometidos ambos en las cercanías de centros religiosos de la zona indicada.

En ellos, el individuo abordaba a sus víctimas por la espalda sustrayéndoles las joyas por el método conocido como el ‘tirón’, llegando incluso a ocasionar a una de sus víctimas diversas lesiones leves en el cuello.

Los agentes a cargo de la investigación han recabado pruebas e indicios con los que imputar a este hombre la presunta comisión de, al menos, tres delitos contra el patrimonio.

Por todo ello, los actuantes procedieron a su detención el pasado miércoles 23 de septiembre a primera hora de la tarde poniéndolo a disposición de la autoridad judicial, que ha decretado su inmediato ingreso en prisión.

Más robos en la capital

La Policía Nacional detuvo el pasado 31 de agosto a tres varones como presuntos autores de varios robos en el interior de vehículo cometidos en el Sector Sur de la capital cordobesa.

Según informa el Cuerpo Nacional de Policía en una nota, el suceso tuvo lugar a media mañana, cuando alertaron de que en el Sector Sur unos individuos se encontraban merodeando entre los vehículos aparcados en la zona y supuestamente se encontraban en esos momentos en el interior de uno.

Ante ello, los agentes se dirigieron al lugar y sorprendieron a tres individuos que presentaban las características indicadas, interceptando a los mismos y comprobando que en el lugar tres vehículos presentaban los cristales fracturados.

De este modo, la Policía detuvo a los tres hombres como presuntos autores de un delito de robo en el interior de vehículo e intervinieron entre sus pertenencias diferentes útiles y efectos del robo.