Las empresas de autobuses, condenadas a la desaparición por el Coronavirus

El sector de los transportes es uno de lo más golpeados por la crisis junto al turismo y la hostelería

Son muchos meses de gastos fijos y de apenas ingresos por la pandemia del Coronavirus que están poniendo en riesgo el futuro de las empresas de autobuses y también de sus empleados.

Una incertidumbre laboral en la que también se encuentran trabajadores de otros sectores.

Deberían estar en la carretera pero están aquí, en el garaje. Decenas, cientos de autobuses parados en las cocheras por la falta de actividad debido al Coronavirus.

La flota está tocada pero Felix, conductor de autobús, no está dispuesto a que se hunda. «Yo procuro estar fuerte, mis compañeros procuran estar fuertes».

Pero el sector del autobús vive de los contagios y si estos no arrancan por el Coronavirus dice Felix que «si el transporte escolar no empieza pues muchas de las empresas tendremos que cerrar».

No solo conductores de autobús temen por su trabajo debido a la crisis del coronavirus. Nerea es recepcionista y en su familia solo trabaja ella. Vive con incertidumbre, «a la expectativa siempre y todos los días mirando a ver cómo va la previsión».

Marta es camarera de piso y no sabría cómo hacer frente a los pagos, «es preocupante porque hay muchísimas cosas que pagar». Aaron tiene una empresa de actividades turísticas, afirma que si se diera otro confinamiento por el Coronavirus, «si ya nos encierran, eso va a ser la hecatombe».