La Junta lo deja claro: «El mejor sitio para los niños es el colegio»

Imbroda aclara que en la actual situación «el riesgo cero no existe»

La Junta de Andalucía, en palabras de Javier Imbroda, ha manifestado que es «lógico y razonable» que haya padres que tienen temor a que sus hijos vuelvan al colegio por el Coronavirus, pero deben entender que el «mejor sitio» para ellos es el colegio.

Es «donde se garantiza el derecho fundamental, básico y universal de la educación y formación», y se están implementando todas las medidas de seguridad para que ese entorno sea lo más seguro posible, aunque no existe el «riesgo cero».

Garantizar la igualdad en educación

«Teniendo en cuenta ese temor razonable de los padres, nuestros niños deben estar en los colegios, que es donde se garantiza la igualdad en la educación».

El consejero ha manifestado que el Gobierno central y las comunidades acordaron en la Conferencia Interterritorial celebrada ayer una vuelta al colegio presencial, segura y responsable.

Documento con 30 medidas

Ha indicado que se sigue trabajando en el documento, con casi 30 medidas, que se debatió el jueves porque algunas comunidades plantearon alegaciones.

En general, según Imbroda, todas las medidas que se han planteado son las adecuadas para que los niños puedan volver al colegio de forma presencial y segura.

Según ha indicado, todos somos conscientes de que no hay un riesgo cero, como no lo hay en ningún ámbito, ni siquiera en el familiar, de manera que se van a producirán «focos» en algunos centros.

Ha señalado que la Junta ha puesto sobre la mesa la implantación de un coordinador Covid en cada colegio, que será un profesor «responsabilizado y formado y que tendrá un enlace directo con el centro de salud» para actuar ante posibles casos.

Formación de docentes en relación al Covid

El consejero ha añadido que en los primeros días de septiembre habrá formación de los docentes en relación con el Covid y se trasladará información a las familias sobre lo que se está haciendo.

No obstante, Javier Imbroda ha explicado que los docentes son docentes y «no son sanitarios ni canguros», de manera que no tienen la responsabilidad para poder implantar medidas más estrictas o no en cuanto a la seguridad en los colegios.