El Gobierno se desmarca: las Comunidades tendrán potestad para cerrar los colegios

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, no descarta relajar la obligatoriedad del uso de mascarillas en la escuela a partir de los 6 años

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, no descarta relajar la obligatoriedad del uso de mascarillas en la escuela a partir de los 6 años si las condiciones lo permiten. Además, ha recalcado que son las comunidades autónomas las que tienen la potestad de cerrar colegios y no el Gobierno.

Así lo ha puesto de manifiesto el ministro al ser preguntado por la previsión de la Generalitat de Cataluña, que anunció que, debido a la situación epidemiológica en la que se encuentra, la «mayoría» de alumnos de más de 6 años deberá llevar mascarilla en las aulas.

Acuerdo con las Comunidades 

«Ayer acordamos conjuntamente todas las CC.AA usar la mascarilla en el entorno educativo a partir de los 6 años, esta es una acción coordinada de salud pública que recibió un apoyo total», ha asegurado Illa. Andalucía ya propuso establecer el uso de mascarilla cuando no se pueda mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros y viceversa.

En cualquier caso, el ministro se ha abierto a ir «revisando» la medida, en función de cómo evoluciona la situación. «Es verdad que si en unas semanas, ojalá fuera así, hubiera una situación que permitiera relajar esta medida, la adoptaríamos», ha dicho en relación a los acuerdos alcanzados entre Gobierno y autonomías.

Competencia de las Comunidades 

Respecto al cierre de colegios, ha señalado que son las comunidades autónomas las que tienen competencias tanto en Sanidad y Salud Pública como en Educación, aunque el ministerio puede apoyar si hay casos que requieren un análisis un poco más profundo. «Pero quien tiene la potestad de decretar esto son las CC.AA», ha señalado.

Illa ha recordado que el documento sobre detección de casos y brotes en la escuela fue validado por la Comisión de Salud Pública. «Son documentos en constante revisión en función de la evidencia científica que vamos recibiendo y me comprometí en el próximo Consejo Interterritorial a hacer una nueve relectura de este documento», ha añadido.

Así, ha recordado que establece cómo reaccionar ante un brote, considerado así en un centro educativo cuando haya tres o más casos. Ante un caso positivo, según ha señalado, si se da en un grupo de convivencia estable todas las personas tienen que cuarentenar y, si se da un aula, tienen que cuarentenar aquellas personas que son contacto estrecho. Si hay más de un caso positivo con vínculo epidemiológico se actúa de la misma manera.

Mientras, ha reiterado que si hay más de un caso sin vínculo epidemiológico, se tiene que hacer un análisis conjunto de indicadores, estudiar caso a caso y ver qué ha pasado. A partir de ahí tomar decisiones.

Illa ha insistido en que una de las conclusiones a la que se llegó a la reunión fue que «hay que volver al colegio, a las clases. «Hay que poner en marcha el sistema educativo de forma presencial. Hay un entorno seguro se dan las condiciones», ha subrayado.

En relación a la evolución de la pandemia y la apertura de colegios, ha dicho que la conclusión es que se debe iniciar la actividad educativa de forma presencial porque es «un derecho a la educación y hay garantías de hacerlo con seguridad».