Cien años del primer partido de la Selección Española

El 28 de agosto se cumplen los primeros cien años del primer enfrentamiento de la Selección en Amberes

Este viernes 28 de agosto se conmemoran los cien años del primer partido de la selección española de fútbol. Fue en una cita especial, los Juegos Olímpicos que acogió la localidad belga de Amberes, punto de inicio de una bonita historia con muchos sinsabores, pero que en sus últimos años ha dado múltiples alegrías.

La centenaria historia del combinado nacional, la ‘Roja’, apodo que comparte con Chile, comenzó con una alegría en forma de plata olímpica. Pero a partir de ahí, los éxitos se resistieron. Pese al título continental, hubo que esperar hasta el nacimiento de la ‘España del tiki taka’, alejada de aquella de la ‘Furia’ y que hizo que la selección entrase por derecho propio, y con letras de oro, en los libros de historia del ‘deporte rey’.

España hizo acto de aparición en Bruselas hace cien años con el primer grupo de los casi 800 internacionales que han vestido su camiseta y bajo el mando de Francisco Bru, el primero de los más de 50 seleccionadores que, con más o menos suerte, han dirigido los designios del combinado nacional a lo largo de este periplo que se salda, por el momento, con un título mundial y tres continentales. Además se ha logrado un oro y dos platas olímpicas, aunque salvo la de Amberes’20, conseguidas por jugadores Sub-23.

De debutante a rival a batir

Quince Copas del Mundo, las últimas once entre ellas, y diez Eurocopas, once a la espera de la de 2021, aderezan el palmarés histórico de un equipo que llegó a dominar el fútbol mundial de 2008 a 2012. España fue la número uno del ranking FIFA hasta las puertas del Mundial de 2014, cita que inició un pequeño declive en su rendimiento después de su ‘era dorada’ donde se convirtió en la rival a batir.

Según dicen los libros de historia, el mítico Ricardo Zamora, Otero, Arrate, Samitier, Belauste, Eguiazábal, Pagaza, Sesúmaga, Patricio, Pichichi y Acedo formaron el primer once que se midió a Dinamarca el 28 de agosto de 1920. Un solitario gol de Patricio dio el triunfo aquella fecha. Kepa; Carvajal, Ramos, Íñigo Martínez, Gayá; Fabián, Busquets, Saúl; Cazorla; Morata y Gerard fue el último once hasta ahora, del pasado 19 de noviembre en la victoria por 5-0 ante Rumanía para cerrar la fase de clasificación para una Eurocopa de 2020 que finalmente se aplazó al 2021 por el coronavirus. El 3 de septiembre próximo, la ‘Roja’ volverá a jugar ante Alemania.

Estreno en un Mundial de Fútbol

Tras los Juegos de Amberes, los siguientes pasos fueron en las citas olímpicas de 1924 (París) y 1928 (Amsterdam). El primer Mundial fue en 1934 en Italia, después de decidir no acudir al de Uruguay de 1930. En aquella cita, ya probó los primeros sinsabores tras caer en un polémico desempate con la anfitriona en cuartos tras una ‘batalla’ llena de dureza por parte de la ‘Azzurra’. La II Guerra Mundial dejó al fútbol sin su Copa del Mundo. No fue hasta 1950, en Brasil, donde antes del ‘Maracanazo’, España firmó un brillante cuarto puesto. También se produjo el recordado gol de Telmo Zarra a Inglaterra, la ‘Pérfida Albión’, en la primera fase.

Sin embargo, pese a ese buen rendimiento y a contar con el dominio del Real Madrid en Europa, de figuras como Luis Suárez, único Balón de Oro español, o nacionalizados de nivel como Kubala o Puskas, el brillo de la ‘Roja’ perdió fulgor hasta 14 años después. La Eurocopa de 1964, la segunda de la historia y cuya fase final se celebró en España, encumbró a la selección con su primer título. España batió por 2-1 en la final a la URSS con goles de Pereda y Marcelino. Iribar, Zoco, Amancio, Luis Suárez o Lapetra formaron parte de aquel primer combinado ganador. El equipo estuvo dirigido por José Villalonga, entrenador del Real Madrid campeón de Europa en las dos primeras ediciones del torneo.

Pero tampoco hubo el salto deseado y la selección cayó en actuaciones más o menos discretas desde entonces. El año 1982 estaba marcado en rojo por ser la anfitriona del Mundial, pero tampoco salió lo esperado y sólo ganó uno de sus cinco partidos, ante Yugoslavia. Dos años después, en cambio, con Miguel Muñoz al mando, sorprendió con la final de la Eurocopa de 1984 ante Francia, una cita a la que llegó gracias al recordado 12-1 a Malta en diciembre de 1983. Dos goles de Platini, uno tras un fallo de Arconada, dieron el título a la anfitriona.

Un quiero y no puedo

De nuevo se presentaba otra oportunidad para codearse con los mejores y cerca estuvo de aprovecharla en México’86. Pero los penaltis ante Bélgica privaron al combinado nacional de las semifinales. La Eurocopa de 1988 fue esquiva, al igual que el Mundial de 1990, mientras que ni siquiera se clasificó para la Eurocopa de 1992, última gran cita internacional de la que se ha ausentado y celebrada en el mismo año en el que los Sub-23 se proclamaban campeones olímpicos en los Juegos de Barcelona.

Javier Clemente formó un gran bloque, pero los cuartos fueron su barrera en el Mundial de Estados Unidos de 1994, con dolorosa derrota ante Italia, y la Euro 1996, eliminados en otra tanda fatídica de penaltis ante Inglaterra, mientras que la eliminación en la primera fase del Mundial de Francia de 1998 fue el principio del fin de su periplo como seleccionador.

Faltaban entonces diez años para que la historia de la ‘Roja’ cambiase. Las eliminaciones amargas en las Eurocopas de 2000 (cuartos) y 2004 (primera fase), y en los Mundiales de 2002 (cuartos) y 2006 (octavos), dieron paso a la mejor época del combinado nacional. Nació entonces la España del ‘tiki taka’. Armada por una enorme generación de futbolistas encabezada por Iker Casillas, Xavi, Iniesta, Ramos, Silva, Villa, Puyol, Xabi Alonso o Fernando Torres.

La era dorada del triplete

Bajo el mando de Luis Aragonés y después de estar al borde al abismo, se coronó campeona de Europa en 2008. El primero de los tres títulos consecutivos que lograría, entre ellos el histórico Mundial de Sudáfrica de 2010. El trofeo le permitió entrar en el selecto club formado por el momento por ocho selecciones. Dos años después, también con Vicente del Bosque como seleccionador, cerró un triplete inédito en la historia del fútbol con la tercera Eurocopa.

A partir de ahí, volvió la ‘normalidad’ y la dificultad para mantenerse en lo más alto de la ola. Con actuaciones lejos del esplendor de aquella era, pero, cien años después de su nacimiento, la selección española de fútbol, con un gran trabajo en la base, puede presumir de una gran historia.