Arranca la ‘operación retorno’: conoce las mejores horas para viajar

 La DGT recomienda evitar desplazamientos en determinadas franjas horarias como las de la tarde-noche para prevenir posibles congestiones 

La Dirección General de Tráfico (DGT) pone en marcha la ‘operación retorno’ de tráfico. Se prevé desplazamientos «de forma escalonada» entre este viernes y el lunes, especialmente el domingo, periodo en el que se producirá un «importante movimiento de vehículos». Un movimiento motivado por los que vuelven de vacaciones y por los que se marchan en el mes de septiembre.

En un comunicado, la DGT destaca que en la pasada semana se han reducido un 6,3 por ciento los desplazamientos de largo recorrido en Andalucía respecto al mismo periodo de 2019. Esta disminución fue mayor durante el fin de semana, donde el tráfico llegó a descender un 11,1 por ciento, como consecuencia, en parte, «de las circunstacias actuales y la influencia del coronavirus en la sociedad».

Las carreteras que soportarán el mayor número de desplazamientos en Andalucía serán la A-92, A-92M, A-45, A357, MA-20, A-7, AP-7, A-66, A-49, A-4, N-IV y la red secundaria de localidades de playa y montaña, añade la DGT.

A estos movimientos de retorno y salida, por finalización y comienzo de vacaciones, se unirán los habituales de fin de semana estival. En este sentido, la DGT recomienda evitar desplazamientos en determinadas franjas horarias: de 16 a 22 horas, el viernes; de 9 a 13 horas, el sábado; de 18 a 23 horas, el domingo, y de 12 a 14 horas y de 19 a 22 horas, el día 31.

Desde los Centros de Gestión del Tráfico con sede en Málaga y Sevilla, en funcionamiento durante las 24 horas del día, se da un especial servicio antes, durante y después de cada operación especial. Con un total de más de 60 funcionarios y personal técnico especializado que atienden las labores de supervisión, regulación e información.

Se dispone de dos sedes de la patrulla de Helicópteros que cubren los principales itinerarios utilizados por los vehículos por toda Andalucía, centrándose en aquellos puntos donde previsiblemente puedan producirse incidencias. En vuelo se informa del estado de la circulación a los Centros de Gestión del Tráfico y a la Agrupación
de Tráfico de la Guardia Civil.