Varios grupos de personas se manifiestan en Sevilla contra el uso de las mascarillas 

La Policía Local se encuentra vigilando convocatorias contra las prevenciones tras denunciar a ya a varias personas

El Ayuntamiento de Sevilla ha comunicado este martes que la Policía Local hispalense está realizando un seguimiento en las redes sociales y e Internet, para detectar movimientos y convocatorias sociales promovidas contra las prevenciones promovidas contra la propagación del coronavirus Covid-19.

Así, los agentes llevan a cabo este seguimiento en las redes sociales y otras fuentes abiertas como páginas web o blogs mediante técnicas OSINT (Open Source Intelligence) para anticiparse a cualquier tipo de convocatoria o concentración. A través de estos medios se ha detectado que se distribuyen los formularios de adhesión al movimiento en contra de las medidas adoptadas por las autoridades sanitarias, en concreto un «documento para la exención del uso de la mascarilla».

En paralelo a este seguimiento, la Policía Local ha intervenido durante estos días en varias concentraciones de grupos de personas que se han manifestado contra el uso obligatorio de las mascarillas en diferentes puntos del centro de la ciudad.

Destacan las intervenciones del pasado día 16 de julio en la Plaza del Salvador, donde un grupo de personas de mediana edad repartían pasquines en los que llamaban a la desobediencia de la sociedad hacia las medidas sanitarias adoptadas por las autoridades para la lucha contra la pandemia de la COVID19, así como contra la vacunación de la población por sus efectos sobre el sistema inmunológico.

En esta ocasión, fueron denunciados un hombre y tres mujeres, a los que se les intervinieron 41 carteles que se encontraba sobre seis paneles de gran tamaño, así como 709 pasquines reivindicativos y una serie de formularios que entregaban para que los ciudadanos los rellenaran incitando a la desobediencia y para mostrarlo en caso de actuación policial.

Destaca también otra intervención en el acceso a los Reales Alcázares, donde se celebraba un concierto y donde una mujer alteró el orden público al negarse en rotundo a utilizar la mascarilla, así como al cumplimiento de las medidas establecidas por los responsables del evento y por el dispositivo de seguridad del recinto monumental. Durante la intervención, esta mujer, que fue denunciada por cuatro infracciones, mantuvo una actitud desafiante ante los agentes y profirió gritos con la intención de alterar el orden público en la zona.

El edil de Gobernación y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, ha destacado la labor preventiva y de vigilancia que viene realizando la Policía Local «para controlar el cumplimiento de las medidas de seguridad establecidas por las autoridades sanitarias. Hay que hacer un llamamiento a la responsabilidad de la ciudadanía porque el virus sigue entre nosotros y está en nuestras manos y en nuestra actitud que seamos capaces de controlar el contagio de la COVID19».