Pillados un padre y sus dos hijos con tabaco de liar de contrabando para vender

La detención ha tenido lugar en Los Palacios y Villafranca y la Guardia Civil ha logrado incautar 25 kilos de tabaco picado ilegal

La Guardia Civil ha detenido a un padre y sus dos hijos en Los Palacios y Villafranca (Sevilla) como presuntos autores de un delito de contrabando de tabaco y otro contra la salud pública, después de haber intervenido 125 kilos de tabaco picado ilegal en una empresa de paquetería, a través de la cual los acusados enviaban la mercancía a compradores por toda España.

Según detalla la Benemérita en una nota de prensa, la investigación comienza tras tener conocimiento de que determinados envíos de paquetería podrían contener picadura de tabaco, por lo que solicita a la empresa de transporte que paralice todos los envíos de un determinado remitente.

Componentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial (UOPJ) de la Guardia Civil de Utrera se personan en las dependencias de la empresa de transportes, pudiendo observar un palé con numerosos bultos de similares dimensiones y características del mismo remitente del que sospechaban los investigadores, comprobándose que contienen bolsas de plástico con un kilogramo de picadura de tabaco cada uno.

Por ello, se procedió a la apertura de todas las cajas, comprobándose que todas ellas contenían la misma sustancia en bolsas de plástico transparente al vacío, sin ninguna indicación de ningún tipo ni logotipo alguno. En total, fueron hallados 125 kilogramos de picadura de tabaco.

Según la relación de albaranes solicitada a la empresa de transporte, desde febrero hasta fecha reciente, figuran operaciones de envío a diferentes particulares con destino en toda España, con un volumen total de 2.429 kilogramos, distribuidos en envíos de frecuencia casi diaria que oscilan entre uno y 12 kilogramos, por lo que sospecha que en todos los casos se trate de picadura de tabaco.

La Guardia Civil toma testimonio a algunas de las personas que figuran como destinatarias de los envíos, unas con residencia en la provincia de Sevilla, resultando, en todos los casos, que se tratan de particulares que corroboran que el objeto del envío era picadura de tabaco para su autoconsumo y que contactaron telefónicamente con el vendedor a través de un conocido portal web de anuncios, abonando la compra mediante reembolso.

Una vez que se acredita que el objeto de los envíos es picadura de tabaco y que éstos van destinados al consumo final por particulares para fumarlo en cigarrillos, los agentes localizan y detienen a las personas remitentes, un padre su hijo y su hija, vecinos de Los Palacios y Villafranca, quienes son detenidos por un supuesto delito de contrabando de tabaco y otro contra la salud pública.