Cae un entramado criminal dedicado a la cocaína en Córdoba

Los miembros de dicha organización utilizaban para comunicarse entre sí diversos sistemas de ocultación para mantener a salvo el contenido de sus mensajes

La Policía Nacional ha incautado 5,5 kilos de cocaína de gran pureza y ha detenido a 12 personas como presuntas autoras de un delito contra la salud pública y pertenencia a organización criminal, así como otro de tenencia ilícita de armas y defraudación de fluido eléctrico, al concluir una larga investigación de más de un año que se ha saldado con once registros domiciliarios en diferentes puntos de Córdoba capital, así como varios pueblos de la provincia, por introducir cocaína de gran pureza en la provincia.

Según informa la Comisaría Provincial en una nota, la investigación, denominada ‘Montaña’, que ha durado más de un año y ha concluido a finales del pasado mes de junio, tuvo comienzo cuando agentes del Grupo de Estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial supieron cómo, al parecer, podía existir un grupo de personas que se estaría dedicando a introducir en la capital cordobesa grandes cantidades de cocaína de gran pureza para, posteriormente, una vez tratada, ser distribuida en Córdoba y otros núcleos urbanos de la provincia.

Conforme avanzaba la investigación, los agentes fueron verificando como este grupo de personas presentaba un entramado «muy estructurado», empleando, para lograr sus fines delictivos, un «refinado sistema de ocultación en el interior de uno de los vehículos intervenidos», el cual contaba con la capacidad suficiente para introducir grandes cantidades de droga en la provincia de Córdoba.

Igualmente, los miembros de dicha organización utilizaban para comunicarse entre sí diversos sistemas de ocultación para mantener a salvo el contenido de sus mensajes.

Además del empleo de estas innovaciones, el grupo poseía armas de fuego, llegando a encontrarse dos armas y distinto tipo de munición en los registros domiciliarios que los agentes policiales llevaron a cabo.

Del mismo modo, durante el transcurso de las pesquisas policiales, los agentes comprobaron cómo los investigados que ocuparían un puesto de mando en la organización mantenían un elevado nivel de vida, empleando todos ellos fuertes medidas de seguridad para ocultar sus desplazamientos y los encuentros relativos al tráfico de estupefacientes.

Como consecuencia de las investigaciones, los agentes detectaron que dos vehículos relacionados con la organización criminal se pudieran dirigir a altas horas de la noche a Córdoba procedentes de una provincia cercana, por lo que, sospechando que el motivo de dicho viaje respondiese a la introducción de grandes cantidades de cocaína, se estableció un dispositivo estático de control con finalidad proceder a la detención de ambos turismos.

Fruto del dispositivo policial se procedió a interceptar a los dos vehículos en cuestión, constatando que uno de ellos venía ejerciendo labores de ‘lanzadera’, mientras que el otro portaba en el interior de un laborioso sistema de ocultación, la cantidad de cinco kilogramos de cocaína, motivo por el cual se procedió a la detención de todos sus ocupantes y al desmantelamiento de la infraestructura principal de la organización criminal.

Registros domiciliarios

Por todo lo anterior, una vez obtenidas las pruebas necesarias para determinar la implicación delictiva y el papel que desempeñaba cada miembro de esta organización en la trama criminal, así como localizados los distintos puntos de ‘menudeo’ distribuidos por Córdoba y provincia, a los cuales les suministraban la cocaína, se solicitó los correspondientes mandamientos de entrada y registro, once en total.

De este modo, los agentes procedieron en total a la detención de 12 personas como presuntas autoras de un delito contra la salud pública y pertenencia a organización criminal, así como otro de tenencia ilícita de armas y defraudación de fluido eléctrico, incautándose durante todo el transcurso de la operación casi 5,5 kilos de cocaína de gran pureza, 750 gramos de marihuana, sustancias de corte, básculas de precisión y envasadoras al vacío.

Igualmente, los agente han incautado una escopeta calibre 12/70 con el número de serie borrado, un revólver calibre 38 largo, 144 cartuchos sin percutir, casi 24.000 euros de dinero en efectivo, cuatro turismos, 27 teléfonos móviles, diversos aparatos tecnológicos, 42 piezas de joyería así como tres relojes de alta gama.

La investigación y el operativo final para desmantelar el grupo ha contado con la participación de un amplio dispositivo de la Comisaría Provincial, involucrando a numerosos policías del área de Judicial y de Seguridad Ciudadana.