“Vamos a hacer que el PP vuelva a ser primera fuerza en la Provincia”

Entrevista a Andrés Núñez Jiménez, nuevo secretario general provincial del PP de Cádiz

El PP de Cádiz ha renovado recientemente su máxima estructura de poder. La persona designada como secretario general ha sido toda una sorpresa, aunque es uno de esos políticos que despunta entre los nuevos valores del partido conservador en la Provincia de Cádiz: Andrés Núñez. Abogado, cosecha del 81, padre de familia, de raza gitana, practicante de deportes de contacto como el boxeo tailandés y otros deportes en general, y amante del cine, la literatura y la música a excepción de la electrónica. Para él es fundamental pasar un rato al día jugando con sus dos hijas de 8 y año y medio. ELMIRA.ES ha tenido la ocasión de charlar con él y analizar la situación de su partido actualmente y los retos que se le plantean por delante como el lugarteniente de Ana Mestre.

Lo primero de todo, ¿Cómo se siente con su nuevo nombramiento?

Personalmente, muy contento. Es una oportunidad, son unos años ya trabajando en el partido. Cuando tomé posesión como diputado en el Congreso lo dije, en el PP hay mucha gente válida con cualidades para desempeñar cualquier cargo. Al final se tienen que dar las circunstancias y que te toque a ti, tener un poco de suerte y estar en el momento oportuno.

Estando en la sede ya como secretario provincial recordaba cuando estaba en NNGG y llegaba a la sede y veías bajar las escaleras a Pepa Pelayo, a Antonio Sanz, a Pepe Loaiza, cuando eran presidentes y los mirabas con admiración. Y ahora soy yo el que baja por las escaleras como secretario. Estoy muy contento y a nivel del PP de Chiclana, viene a refrendar el trabajo que venimos realizando.

¿Era algo esperado o le cogió por sorpresa?

Totalmente por sorpresa, y como suele ocurrir en estas cosas recibí una llamada intempestiva de Ana Mestre haciéndome el ofrecimiento y no me lo pensé ni medio segundo.

¿Sabe cómo se gestó?

Antonio Sanz sabía que tenía que dejar la presidencia del PP desde que llegó a la Junta, pero hemos tenido una concatenación de elecciones que hacían inviable cambiar la estructura, porque eso es lo primero que se hace cuando se llega de nuevo a una situación así. Esta nueva estructura tiene unos engranajes para hacerla funcionar y en pleno periodo electoral no era aconsejable. Pasadas las elecciones, con los ayuntamientos constituidos y los pactos firmados, ya era lo que tocaba. Antonio Sanz ha cumplido su palabra siempre en beneficio del PP.

¿Cómo se desarrollan ahora los tiempos?

La Junta Directiva aprobó el nombramiento de Ana Mestre como presidenta. Ella me propone como secretario general y se aprueba también. Y recientemente celebramos la Junta Directiva para realizar algunos cambios. Ahora toca empezar a rodar. Ana y yo estamos desde el primer día en contacto. Ya tenemos la estructura montada. El hecho de estar en un mes tan peculiar como agosto, donde toda la actividad baja por norma general, nos puede ayudar a empezar las cosas mejor y sin la presión de la vorágine diaria.

¿Qué concepto tiene de Ana Mestre cuál es su relación con ella?

Siempre me dirijo a ella, como presidenta desde que nos conocemos, porque ella fue mi presidenta en NNGG. En nuestros tiempos, NNGG Cádiz era una organización muy potente, la más fuerte de la provincia y de Andalucía en ámbito juvenil. Además, tenemos una fuerte amistad. Como anécdota, siempre que ella intervenía en un acto organizado por mi, me dirigía a ella como presidenta, porque era mi presidenta en NNGG y me acostumbré a llamarle así.

Es una mujer muy trabajadora con una cualidad muy importante entre todas las que tiene, que es su gran capacidad de hacer equipos. Cuando tienes que trabajar, dejar a tu familia, sacar tiempo desde donde no lo hay y todo eso hay que hacerlo con gente con la que no tienes amistad, que no te llevas bien, pues malo. Ana se preocupa de que haya buen ambiente de trabajo y estemos cómodos. Y la prueba es que el equipo que ahora mismo está al frente del PP de Cádiz somos los que estábamos juntos en NNGG hace unos años: Carmen Sánchez, Domingo González y Pepe Ortiz, todos además nacidos en los primeros 80, de la misma quinta. Ahora estamos juntos otra vez pero con más responsabilidad aún.

¿En qué consiste ser secretario general en el PP de Cádiz?

A diferencia del PSOE, en el PP la máxima figura es el presidente, mientras que la de ellos es el secretario general. La función del secretario general del PP es algo así como que el presidente toma las decisiones –o el comité ejecutivo- y el secretario general las ejecuta, las hace cumplir, es la gran función del secretario general, hace funcionar a la organización.

Su antecesor, Antonio Saldaña, ha acumulado unos pocos de kilómetros en estos años, ¿está dispuesto a emularlo?

Ya he empezado (risas). He estado ya en Algeciras y Paterna. A Cádiz el coche va ya sólo. Ahora toca recorrerse toda la Provincia, es lo que hay.

¿Compaginará la actividad política de Chiclana y la provincial?

Y mi trabajo. Sarna con gusto no pica, hay que organizarse bien porque hay horas. También hay que dormir poco.

¿Cómo es la situación actual del PP de Cádiz?

Hay mucho trabajo que hacer y mucho que mejorar. En las últimas elecciones los resultados no han sido buenos, hemos sido tercera y cuarta fuerza en las generales y en las autonómicas. Es cierto que el PP está viviendo momentos muy difíciles a nivel general. En las Generales de abril obtuvimos muy mal resultado y hay que reconocerlo, es un mal resultado y punto, sin paliativos. ¿Las causas? Es injusto responsabilizar a Pablo Casado de ello, se ha comido las malas sensaciones y el desgaste acumulados de tiempo atrás. Yo soy una persona que no le gusta mirar hacia detrás, siempre hacia delante. En el PP hay mucha gente buena y válida. Tenemos que aprender de cabeza ajena, me explico, no sólo tengo que aprender de todo lo bueno que ha realizado Saldaña estos años, también de sus errores para no cometerlos. Y quien venga detrás de Ana y mía deberá hacer lo mismo.

Hay mucho que hacer. Pablo Casado lleva un año de presidente y ahora tenemos a Juanma Moreno en la Junta, que eso va a ser un impulso importante para nosotros.

¿Qué caracterizará la labor del nuevo PP de Cádiz?

Reforzar los municipios, como me decía Ana Mestre. Es cierto que en la Provincia tenemos ocho grandes municipios y en cuatro se agrupan gran cantidad de nuestros votos. Pero hay que reforzar la Sierra, la Janda y el Campo de Gibraltar. Tras las últimas elecciones municipales hay concejales que son nuevos y no tienen experiencia, gobiernos nuevos también sin experiencia, pues hay que ayudarles y para eso el PP tiene mucha gente con experiencia y conocimientos que pueden echar algo más que una mano a las estructuras locales, así haremos un PP aún más fuerte.

¿Qué objetivo se plantea el tándem Mestre-Núñez?

Volver a la senda del triunfo, a ser la primera fuerza de la Provincia. El PP es un partido ganador y hago la analogía con el fútbol. El Madrid o el Barcelona podrán tener una mala temporada, pero a la siguiente salen a ganarlo todo. Y el PP es un partido ganador que sale a ganarlo todo. Podremos vivir momentos difíciles como ahora, pero somos un partido ganador con una implantación territorial difícil de igualar. Y es una cualidad que tenemos que explotar, tenemos que salir a ganar y volver a ser primera fuerza.

Para terminar: abogado con despacho propio en Chiclana y en Utrera, portavoz y presidente del PP de Chiclana, secretario general del PP de Cádiz y padre de familia con dos hijas, ¿es posible la conciliación esa de que la tanto se habla?

Como lo he hecho hasta ahora, organizándome bien. Por ejemplo, cualquiera de mis últimos días fue así: toda la mañana en mi despacho, a mediodía me fui a Cádiz a la sede y almorcé con la presidenta; me vine para Chiclana a una reunión con los compañeros del PP de aquí a preparar el Pleno; me fui a mi casa y jugué a las muñecas con mis niñas y cuando ya han cenado y están tranquilas repaso todo lo que tengo pendiente del despacho hasta que me acuesto, que puede ser la 1.00.

Hay que ir buscando los huecos. Para mi es fundamental estar con mis niñas y jugar con ellas y a ellas le da igual cuando sea mientras lo haga. Y es algo que trato de hacer todos los días, estar con ellas. Mis niñas me dan la vida, sin ellas creo que ni podría hacer política ni desempeñar mi trabajo bien.