Desiree Rovira: «Con este evento vamos a hacer historia en Cádiz y en el Muay Thai»

La púgil gaditana se enfrenta al reto más importante de su carrera deportiva: proclamarse campeona del mundo y hacerlo en su casa, en el Estadio Ramón de Carranza

Se acerca la hora de la verdad para Desiree Rovira. El día que tanto esperaba va llegando y como en cualquier ámbito de nuestra vida toca enfrentarse al más difícil de los retos: los nervios. La púgil gaditana tienen ante sí una doble oportunidad única: convertirse en campeona del mundo de Muay Thai y hacerlo además en casa, ante su gente. El Estadio Ramón de Carranza acogerá el combate final por el título del peso mosca (112 libras) ante la italiana Elisabetta Solinas, que accedió a la pelea por el título tras la la forzosa retirada de la rival original de Desiree, Beatrice Marcialis, lesionada en un accidente de tráfico, del que se está recuperando.

La cita se celebrará el jueves 1 de agosto y ante tan trascendente evento hemos querido analizar con Desiree sus sensaciones y puesta a punto para la cita. A sus espaldas, la gaditana cuenta con una carrera al alcance de pocos. Pese a competir como amateur, se alzó con dos con dos títulos nacionales (IFMA y WMF). Además, también ostenta un campeonato del mundo, logrado en Pattaya (Tailandia).

Fue entonces cuando a Desiree se le presentó la oportunidad de dedicarse profesionalmente a este deporte, tras firmar un acuerdo con el luchador Nak Muay. En Tailandia ha competido contra algunas de las mejores luchadoras, con la mirada siempre atenta de Roberto Gallo Cassarino , donde se entrena con campeones reconocidos de la talla de Mathias Gallo Cassarino o su paisano Carlos Coello.

Ahora ya puedes decir que vas a cumplir tu sueño, que es el de poder ser campeón del mundo en el Carranza con tu gente ¿Qué se siente ante una oportunidad así?

Bueno, yo disputo el título internacional de WBC y sinceramente jamás pensé que pudiera optar a este título, ni en mis mejores sueños pensé que iba a tener la oportunidad de poder optar a por este título, lo veía algo muy muy lejano entonces, aunque suene a cliché para mí es un sueño, un sueño que puede llegar a cumplirse, un sueño que se está cumpliendo ya con esta oportunidad.

¿Cómo están siendo las sensaciones en estos días previos al combate?

Las sensaciones que tengo son varias, es una mezcla. Felicidad por la oportunidad porque no es fácil obtener esta oportunidad, y me siento completamente agradecida porque la promotora ha pensado en mí para ofrecerme el disputar este título y por otro lado, pues también un poco nerviosa porque bueno es la competición más importante de mi carrera deportiva y me juego mucho, y bueno es normal cuando te juegas cosas tan importantes los nervios siempre están presentes y por otra parte pues muy orgullosa, ya que voy a hacer a primera mujer española que dispute este título entonces es una mezcla de muchos sentimientos, pero sobretodo muy contenta y muy ilusionada. Estos días pues hemos estado trabajando aquí donde resido, en Tailandia, en el Seven Muay Thai Gym, donde soy parte del equipo de luchadores y la verdad es que los entrenamientos están siendo muy duros, pero yo estoy muy muy ilusionada con esta oportunidad.

¿Cómo afrontas los entrenamientos previos a un combate tan importante?

Actualmente resido en Tailandia y formo parte del equipo de luchadores del Seven Muay Thai Gym en Rayón, donde resido y me entreno y comparto estos entrenamientos con mi paisano, mi maestro y mi mentor Carlos Coello. Este mes la verdad es que ha sido un mes de entrenamientos bastante duro y creo que en cada uno de ellos he intentado dar lo mejor de mí, y sobretodo, he intentado mejorar técnicas y seguir aprendiendo sobre este deporte. Creo que la competición en el Carranza por este título es el punto final, obviamente a toda la preparación, pero uno también de mis objetivos era disfrutar del todo el camino y seguir aprendiendo, que todos los días cuenten, que todos los días me aporten algo y que yo siga aprendiendo, es decir, disfrutar del camino y no sólo de la competición que es el resultado de dicho camino.

¿Y los nervios?

La verdad es que los nervios están cada día más presentes e intento estar tranquila gracias a la ayuda de mi familia, de mis amigos, y sobretodo la ayuda de Carlos que la verdad es que me ayuda muchísimo, es algo obvio y evidente porque creo que esta competición más importante de mi trayectoria deportiva, me juego muchísimo y encima en un marco tan incomparable como es el estadio Carranza pues obviamente, las mariposas en el estómago pues están, pero intento por ahora sofocar y calmarme hasta los días previos. Supongo que es normal, que a todos los deportistas nos pasa que nos ponemos un poco nerviosos, creo que es algo normal.

¿Sensaciones de cara al combate?

Creo que mi rival es bastante fuerte, es bastante técnica, tiene experiencia en este deporte y sé que va a ser una competición dura. No viene para hacer amigos, viene también por el título y obviamente creo que va a ser una competición muy reñida y, sobretodo, pues me encantaría que los asistentes a este evento pues vieran en nuestra competición el Muay Thai real, un Muay Thai bonito y que disfruten, sobre todo.

Suponemos que eres consciente del revuelo que hay causado en toda Cádiz con la pelea, ¿Cuál es el aforo esperado para el combate?

Creo que con el paso de los días estoy siendo un poco más consciente el revuelo que está causando el evento. Con la competición de Carlos, la mía y la de los grandes luchadores que se presentan en este cartel porque creo que con este evento vamos a hacer historia, no tan sólo para el deporte y para el Muay Thai, sino también para Cádiz y creo que los asistentes van a disfrutar de un Muay Thai real, de un deporte bonito y creo que muchísima gente va a conocer un poquito más este deporte, vana eliminar las ideas preconcebidas que se tienen de las artes marciales, y creo que va a ser no sólo algo importante para los luchadores sino también para el deporte en general.

La verdad es que pasan los días y te das cuenta de la repercusión, y obviamente, eso te pone también un poco más nervioso pero intento focalizarme en el trabajo que tengo que hacer, en los entrenamientos e intentar no abrumarme con todo esto. Pero la verdad es que todos los medios están apoyando el evento y muchísimos patrocinadores, muchísima gente que nos escribe para desearnos suerte y la verdad que es algo por lo que siempre voy a estar agradecida, por la oportunidad y por todo el calor que estoy recibiendo.

¿Crees que jugar con el factor afición a tu favor es algo bueno? ¿O puede conllevarte a más presión?

Considero que competir en casa siempre es un arma de doble filo, por una parte tienes el apoyo de toda tu gente, estas en un entorno conocido, tienes a tu familia, tus amigos, toda la gente de mí escuela, también mi entrenador Ramón Rivera, que es una persona que tengo que destacar porque siempre me ha ayudado en toda mi trayectoria. Sientes el apoyo  sientes el calor de tu gente, te sientes arropado, pero si es verdad que por la parte mala, quieres hacerlo bien por ellos porque no quieres defraudarlos, quieres que estén orgullosos de ti y del trabajo que has hecho entonces eso genera también un poco de presión.

Soy una persona bastante perfeccionista y me autoexijo muchísimo y una cosa que me crea mucha presión es que quiero que durante la competición se refleje el trabajo que tanto mis entrenadores como yo hemos estado realizando durante este mes. Ya lo he dicho no me importa ganar ni perder lo que quiero es que se esté sobre el ring presente  el tiempo que mis entrenadores me han dedicado, porque es algo que obviamente ellos me han ofrecido y que obviamente no va a volver y quiero que el trabajo de estos entrenamientos esté reflejado en la competición. Eso es algo que personalmente me llevo porque siempre quiero dar lo mejor de mí y que se refleje ese esfuerzo que hemos invertido  tanto el grupo de personas que tengo a mi alrededor como yo misma.

Básicamente me encantaría que tanto mi familia como mis amigos y mi cuidad este orgullosa de mí, de lo que hago sobre el ring y bueno si puedo conseguir el título se lo dedicaré a todos ellos, ya que es mi sueño y ellos son mi apoyo.

¿Qué te parece compartir cartel con tu paisano Carlos?

Sinceramente para mí es todo un honor, la verdad que cuando me preguntan sobre como reaccionó mi familia sobre que estaba realizando este deporte y que quería competir y demás, yo siempre lo digo, no tuve  del todo el apoyo de mi familia y siempre digo que fueron dos personas las únicas que me apoyaron en todo esto, en toda mi trayectoria deportiva y en todas mis decisiones, una fue mi mejor amiga Leticia y la otra persona fue Carlos Coello. Para mí siempre se lo digo de broma y él se ríe, porque no voy a tener vida suficiente para agradecerle todo lo que ha hecho por mí. No solo en el apoyo deportivo, sino que él me ha enseñado, me ha abierto muchísimas reglas y él me ha inculcado lo que es el real Muay Thai, lo que es este deporte. Siempre me ha apoyado en todas las decisiones y actualmente soy como soy gracias a él. Entonces compartir cartel con la persona que te ha hecho ser quien eres es uno de los grandes honores que me llevo conmigo con este evento.

¿Cuándo tendremos la oportunidad de volver a verte combatir después de esto?

Después de esta competición tengo unas mini vacaciones, creo que estaré hasta septiembre en Cádiz para disfrutar de mi ciudad, de mi familia, de mis amigos ya que por la lejanía no tengo esa suerte y tengo que aprovechar este mínimo tiempo para estar con ellos y disfrutarlo lo máximo posible. Pero bueno, sé perfectamente que después de la competición cuando pasen un par de días seguramente empezaré a entrenar con la escuela de Carlos Coello, con Chok Muay Cádiz, con Ramón Rivera y aproximadamente en septiembre volveré a Tailandia y comenzaré de nuevo a prepararme para competir de nuevo en Tailandia. Es la vida que he elegido, es la vida que me gusta y creo que aquí puedo aún seguir mejorando y aprendiendo de este arte marcial que es uno de los pilares de mi vida.