La Catedral de Granada acoge desde este lunes los funerales por las víctimas

Se retransmitirán en directo por el canal de televisión diocesano en Internet Virgen de las Angustias TV

La Catedral de Granada acoge sendos funerales presididos por el arzobispo, Javier Martínez, por las víctimas mortales del coronavirus este lunes y el martes a las 19,00 horas, en unas celebraciones litúrgicas que se llevarán a cabo respetando el aforo y las condiciones sanitarias que estén estipuladas por el mando único en la nueva normalidad.

Según ha informado el Arzobispado de Granada en una nota de prensa, las misas se celebrarán en recuerdo especialmente de las víctimas de la diócesis, y en ellas se orará también por los ancianos, «uno de los grupos de personas más afectados por la pandemia».

Este lunes concelebrarán junto al arzobispo los sacerdotes capellanes hospitalarios granadinos, que han acompañado a enfermos y familiares en este tiempo de pandemia, y los agustinos recoletos, que han ofrecido los responsos en el cementerio durante la crisis sanitaria, «siendo momentos aún más duros de lo habitual» para los allegados «porque no podían acudir a esta despedida».

«La diócesis quiere así acompañar en el dolor a los familiares granadinos que han perdido a un ser querido en este tiempo de pandemia del covid-19, y que en muchos casos no han podido despedirse de ellos en el momento del deceso», ha agregado la nota sobre estos funerales, que se retransmitirán en directo por el canal de televisión diocesano en Internet Virgen de las Angustias TV (‘www.vatelevision.com‘).

En estas dos jornadas, todas las parroquias de la diócesis están invitadas también a unirse a esta oración por el alma y el eterno descanso de los fallecidos acompañando, desde la intercesión en las eucaristías que se celebren también en ese horario, «el dolor de las familias que han perdido a un ser querido durante el confinamiento y en muchos casos no han podido despedirse de ellos».

Advertisement

Monseñor Martínez ya adelantó que se celebrarían estos funerales en la misa del jueves de Corpus Christi, que este año estuvo seguida de una procesión –al estar suspendida la tradicional por las calles del centro de la ciudad por la crisis del coronavirus– por la nave central de la Catedral, con asistencia de autoridades civiles y militares.