Incumple las medidas de seguridad en su bar y agrede a la policía

Varios agentes requirieron asistencia médica tras la intervención

Agentes de la Policía Local de Sevilla, adscrita a la Delegación de Gobernación y Fiestas Mayores, han detenido a un hombre de 41 años de edad como presunto autor de agredir a varios agentes.

Según ha informado el Ayuntamiento a Europa Press, los hechos sucedieron sobre las 3,30 horas de la madrugada de este domingo, cuando se llevaba a cabo el dispositivo conjunto de la Policía Local y Lipasam en la Alameda de Hércules con el objetivo de garantizar el cumplimiento del horario de cierre y la limpieza de la zona.

En el desarrollo de ese dispositivo, los agentes escucharon que salía música a un volumen elevado del interior de un restaurante que mantenía las puertas cerradas. La patrulla se dirigió al establecimiento, comprobando que en el interior permanecían varios clientes, consumiendo bebidas y sin mantener la distancia de seguridad.

Ante esta situación, los agentes solicitaron al encargado la documentación del establecimiento y la suya personal, «negándose en rotundo a facilitar ésta última».

Así, el Ayuntamiento indica que el responsable del establecimiento mantuvo en todo momento su negativa a ser identificado y una actitud desafiante, al tiempo que profirió amenazas a los agentes.

Advertisement

Tras negar la entrada de los efectivos al interior y recoger toda la documentación, el individuo «empujó a uno de ellos, le propinó un fuerte manotazo y ofreció resistencia cuando intentaron inmovilizarle».

Finalmente, el hombre fue detenido y trasladado a dependencias policiales, mientras que el establecimiento fue denunciado por las infracciones detectadas.

El delegado de Gobernación y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, ha destacado la actuación policial y ha condenado este tipo de agresiones a agentes de la Policía Local que se encuentran en el ejercicio de sus funciones.

Al mismo tiempo, ha deseado una pronta mejoría a los agentes que intervinieron en la detención y que han requerido asistencia médica.

«El dispositivo especial de la Policía Local está activado para garantizar el descanso de los ciudadanos y el cumplimiento de la normativa. Conductas aisladas como estas no pueden empañar el ejemplar comportamiento del sector hostelero durante esta etapa de nueva normalidad», ha señalado Cabrera.