Hermoso detalle de hermandad en Santa Cruz

La cofradía del Perdón entrega un obsequio a la Virgen de la Trinidad con motivo de su aniversario

Hay pequeños detalles que simbolizan el cariño que siempre debe presidir la relación entre las cofradías y mucho más entre las que radican en el mismo templo. Un buen ejemplo de esta sintonía lo encontramos en Santa Cruz, templo en el que conviven varias corporaciones penitenciales.

De esta manera, en la tarde del pasado miércoles 23 de mayo, coincidiendo con el primer día del triduo que la Hermandad de Medinaceli celebra en honor de su titular María Santísima de la Trinidad, una representación de la cofradía asistió para entregar un regalo con motivo del 50 aniversario de su bendición.

La presea es un rosario de cuentas de coral blanco con piezas en metal chapado en oro y rematado con la cruz trinitaria, la cual en su reverso lleva grabado la dedicatoria ‘De Rosario para Trinidad’.

El rosario ha sido realizado por el hermano Andrés Rodríguez Martínez y la cruz trinitaria en los talleres de Orfebrería Villareal.