El jerezano Ginés Marín se enfrentó a El Juli en mano a mano

Marín actuó en Madrid y en Córdoba y Marchante abrió el Ciclo de escuelas

El 24 de mayo el torero jerezano-oliventino Ginés Marín participaba en Las Ventas (Madrid) en la Corrida de la Cultura, ante toros de tres hierros, librando con El Juli un mano a mano que puso el cartel de “no hay billetes”.

En su primero, de Alcurrucén, feo y sin cara, el recibo fue un lanceo de circunstancias, pues ya perdía las manos; la faena empezó en el tercio, por alto y a pies juntos, y siguió en los medios, por la izquierda, con un toro insulso; por la derecha, en tres tandas, aguantó lo indecible a un toro parado y sin fuerzas; con la espada hubo pinchazo y gran estocada, pero todo quedó en silencio.

En su segundo, de Garcigrande, el saludo consistió en lances a compás abierto avanzando y media a pies juntos, siendo el quite por chicuelinas y media; picó su padre Guillermo, que fue descabalgado; la faena principió con doblones por la izquierda y luego cambiaría varias veces de mano, primero en redondo y luego en cercanías, con un toro rebrincado y el viento molestando mucho; sufrió un revolcón escapándose de tres auténticos navajazos y al final el bicho se rajó; hubo estocada entera desprendida y el público le dio una ovación, que saludó desde el tercio. A su tercero, de Victoriano del Río, mastodóntico, lo recibió en tablas a pies juntos y luego avanzando a los medios para media; Agustín Navarro picó muy bien y fue largamente ovacionado; la faena empezó, sin probaturas, con una tanda en redondo seguida de otra bajando la mano antes de una buena con la izquierda; nuevamente por la derecha, aguantó parones y, vuelto a la izquierda, con el toro tornado bronco, hubo dos series de uno en uno y manoletinas finales; un pinchazo, una entera traserilla y un descabello remataron una labor silenciada.

El 25 de mayo el mismo Ginés Marín viajó a Córdoba, con motivo de la Feria de la Salud, para vérselas con toros de Daniel Ruiz, correctos de presentación pero muy flojos. A su primero, bien hecho aunque sin empuje, lo saludó con gusto combinando verónicas, chicuelinas y media de rodillas; la faena empezó a media altura para bajar la mano en las tandas siguientes, por ambos pitones aunque era mejor el izquierdo, hasta que el toro se paró, pero las bernadinas fueron de clamor; una buena estocada al volapié dio paso a una oreja.

En su segundo, noble pero inválido, la faena empezó por alto y luego la muleta se movió a media altura antes de llegar a los naturales y las cercanías; hizo un esfuerzo en una labor de mérito pero la condición del toro no transmitió emoción; mató de media trasera y escuchó ovación que saludó. Sus compañeros de tarde fueron Enrique Ponce, que tuvo silencio y oreja, y Julián López «El Juli», que quedó en ovación y silencio.

Bajamos de nivel. El 26 de mayo el novillero sin caballos Sergio Marchante de la Escuela Comarcal Taurina de Campo de Gibraltar toreó en Santa Olalla de Cala (Huelva), con motivo de la primera selección del XXIV Ciclo de Novilladas en clase práctica, donde se soltaron reses de Chamaco. A su novillo, con cuajo, lo recibió de rodillas con farol y lances al paso para luego quitar por chicuelinas y media. Banderilleó y, en un cuarteo, fue cogido sin consecuencias. Con la muleta empezó por bajo y luego trazó dos series de derechazos; hubo dos tandas de naturales de uno en uno y una tercera un tanto fuera de sitio; volvió por la derecha y el novillo fue a menos, terminando con circulares; tras la estocada fue ovacionado.

Vamos con estadísticas. El Ministerio de Cultura ha publicado la Estadística de Asuntos Taurinos 2017. El año pasado 2017 se celebraron en toda España 1.553 festejos taurinos. De ellos, 387 fueron corridas de toros, 155 festejos de rejones, 220 novilladas con picadores, 209 festivales y 103 festejos mixtos; el resto de festejos, un 30,8 %, corresponde a corridas mixtas, becerradas, novilladas sin picadores y toreo cómico. En términos interanuales (2016-2017), se observan incrementos en las corridas de toros, las novilladas con picadores y las novilladas sin picadores, que alcanzan el 0,3%, 10%, 2,7% respectivamente.

Por su parte el toreo cómico quintuplica su número. Es relevante el aumento de un 10% en novilladas. Por zonas, cuatro comunidades autónomas (Andalucía, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Comunidad de Madrid) concentran el 78,1% de los festejos taurinos celebrados en 2017. En cuanto a profesionales taurinos, en 2017, el número total de inscritos en el Registro General de Profesionales Taurinos fue de 10.959. De ellos, 289, el 2,6% eran mujeres frente al 97,4% de hombres. El número de inscritos en la categoría Matadores de toros fue de 825, el 7,5% del total; en la de Matadores de novillos, con o sin picadores, fue de 3.230 profesionales, el 29,5%; en la categoría Rejoneadores, 416 profesionales, el 3,8%; por lo que se refiere a Banderilleros y Picadores, el número de inscritos fue de 2.972, el 27,1% del total.

Terminamos con una noticia luctuosa. Recientemente ha fallecido, tras una enfermedad, Antonia Baro, esposa del torero chiclanero Emilio Oliva y madre de los toreros Emilio, Abel, David e Isaac.

Todos los aficionados recuerdan que el 12 de octubre de 1963 Antonia y Emilio se casaron “in articulo mortis” cuando éste se encontraba en la cama del hospital al borde la muerte, tras una grave cogida en Las Ventas la tarde de su confirmación. Las manos del doctor Jiménez Guinea lograron el milagro y el matrimonio pervivió hasta conseguir tener siete hijos. Les trasmitimos el pésame.