El Hospital de Antequera reorganiza la estructura y circuitos de urgencias

El objetivo es dar una «mejor respuesta y más segura a los pacientes» ante el Coronavirus

El Área Sanitaria Norte de Málaga ha realizado una reestructuración de los circuitos de atención a los pacientes que acuden a la urgencia del hospital de Antequera, con el objetivo de dar «una mejor respuesta y más segura» ante el coronavirus.

Así, con motivo de la creciente demanda de patología respiratoria con o sin sospecha de coronavirus, la dirección del Hospital ha decidido que la Observación del servicio de Urgencias sea la que acoja a los pacientes con patología respiratoria, mientras que el Hospital de día quirúrgico se ha reestructurado, transformándose en una observación que da cabida a los pacientes con otras patologías urgentes no respiratorias.

Esto supone la creación de dos circuitos específicos: uno para los pacientes que acudan a las urgencias del hospital por cualquier patología de carácter respiratorio, y otro circuito diferenciado para que los pacientes que presenten otras patologías urgentes no convivan en el servicio con aquellas que sí. De igual modo, el personal y los medios técnicos están separados por equipos para evitar riesgos de contagio.

El circuito respiratorio incluye un triaje específico de enfermería, una sala de espera y tratamiento para pacientes respiratorios, una consulta médica exclusiva para estos pacientes y una observación de camas y sillones, todo ello en una zona diferenciada de la urgencia. Estas estancias se encuentran comunicadas entre sí, de manera que se da continuidad y trazabilidad a los pacientes con patología respiratoria, diferenciándolo del circuito de pacientes que acuden por otro tipo de proceso.

También se han realizado modificaciones en el área de hospitalización, donde se mantienen las dos alas de medicina interna, en la cuarta planta del centro, como habitaciones de aislamiento para todos los pacientes con sospecha de coronavirus, o que el resultado de la PCR ya haya sido positivo.

De esta manera, al igual que se ha hecho en las urgencias, se consigue sectorizar en un solo área, a aquellos pacientes respiratorios. El plan de contingencia preparado contempla la ocupación de sucesivas plantas con esta finalidad, a fin de ir cubriendo necesidades si así va siendo necesario.

Aumento previsible de pacientes

Además, la Unidad de Recuperación Post Anestésica de la zona quirúrgica ha sido dotada de recursos materiales y humanos para su utilización como una segunda Unidad de Cuidados Intensivos, como refuerzo ante el aumento previsible de pacientes afectados por el coronavirus que agravarán su estado clínico.

Esta decisión es fruto del consenso entre el equipo directivo y el SAS ante la epidemia de COVID-19. La dirección gerencia del Hospital, encabezada por Belén Jiménez ya informó previamente a los sindicatos y profesionales sobre este asunto, ante el que han mostrado su total apoyo.

La dirección del Hospital de Antequera agradece la labor y el esfuerzo de todos los profesionales del Área Sanitaria, «de todas las categorías, que están dando lo mejor de sí mismos para la atención de todos los pacientes, así como la de los ciudadanos por su comportamiento y uso racional del sistema en el estado de alerta».