El PP culpa al PSOE de la marcha de Torrot de Cádiz

Carmen Sánchez recomienda a Jiménez Barrios «más prudencia en su obsesión por atacar continuadamente al nuevo gobierno de la Junta, ya que termina tirándose piedras a su propio tejado»

La portavoz provincial del PP, Carmen Sánchez, rechaza las acusaciones realizadas por Jiménez Barrios contra la Junta de Andalucía a la que intenta culpabilizar de la marcha de la inversión prevista por Torrot en Altadis y explica que es precisamente el Ministerio de Industria del Gobierno de Pedro Sánchez quien han dado la espalda a este proyecto empresarial

Al respecto señala que mientras en el año 2017, aún con el PP en el Gobierno de la Nación, se concedió una ayuda dentro de los planes de reindustrialización para adaptar la antigua nave de Altadis como fábrica de los velocípedos, la continuación de la inversión fue denegada un año después en la convocatoria resuelta ya por el Gobierno de Pedro Sánchez; negando así los fondos necesarios para seguir adelante con la instalación de Torrot en Cádiz mientras por el contrario si aprobó un préstamo para la ampliación de la fábrica de Cataluña.

Por ello, Carmen Sánchez recomienda a Jiménez Barrios “más prudencia en su obsesión por atacar continuadamente al nuevo gobierno de la Junta, ya que termina tirándose piedras a su propio tejado”.

Igualmente, el Partido Popular de Cádiz recuerda que la gestión socialista en la Junta de Andalucía es de todo menos ejemplarizante y como dato apunta los 38.000 expedientes de solicitud de incentivos que el  PSOE dejó sin tramitar. Y en lo que respecta a la fábrica de Torrot destaca que el gobierno del PSOE en la Junta estuvo dos años sin resolver la ayuda pedida por la empresa.

Por todo ello, entiende que Jiménez Barrios y los socialistas gaditanos no son los más indicados para pedir explicaciones a nadie, “a menos que quiera preguntar a Pedro Sánchez porque desde el Ministerio de Industria se si aprobó la ampliación de la fábrica catalana y se denegó a la de Cádiz”.

Para el PP la pérdida de esta inversión industrial, que había generado expectativas de empleo en la zona, es una mala noticia para la provincia de Cádiz “de la que no deberían hacer arma de confrontación política y ataques partidistas”. “Desde el Partido Popular y el gobierno andaluz nuestra preocupación e interés se centra en seguir trabajando para hacer atractiva nuestra provincia a inversiones y que se pueda consumir con éxito la instalación de nuevas industrias en la Bahía,concluye la portavoz provincial.