Ampliarán los espacios ‘sin humo’ a coches y espacios deportivos

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha anunciado que a lo largo de esta legislatura se va elaborar un Plan Integral de Reducción del Tabaquismo

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha anunciado que a lo largo de esta legislatura se va elaborar un Plan Integral de Reducción del Tabaquismo, en el que, entre otras medidas, se contemplará la ampliación de los espacios ‘sin humo’ a coches o espacios deportivos al aire libre, o la subida de la fiscalidad al tabaco y a los productos relacionados con el mismo como, por ejemplo, los cigarrillos electrónicos.

Así lo ha comentado durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados, donde ha recordado que el tabaquismo es la primera causa evitable de enfermedad, invalidez y muerte prematura en el mundo, estimándose que en España cada año mueren más de 50.000 personas por patologías derivadas del tabaco.

Además, y a pesar de los «avances» que se han producido en los últimos años», Illa ha lamentado la «elevada» prevalencia de consumo de tabaco entre la población joven y las mujeres, por lo que ha recordado que una de las primeras reuniones que ha mantenido desde que está en el Ministerio de Sanidad fue con las sociedades y asociaciones especializadas en la prevención y control del tabaquismo.

Por ello, el ministro de Sanidad ha anunciado que el Gobierno presidido por Pedro Sánchez va a elaborar un plan, que espera contar con la participación de otros ministerios y del resto de administraciones, en el que se garantizará el cumplimiento de los espacios existentes ‘sin humo’ contemplados en la actual ley del tabaco, la cual también se pretende modificar para ampliar dichos espacios sin humos.

Del mismo modo, Illa ha informado de que el Ejecutivo va a trabajar sobre las nuevas formas de fumar con el fin de que su regulación se equipare a la que tiene el tabaco.

«Los estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) nos alertan de los riesgos provocados por las sustancias químicas que utilizan estos productos. Y, además, estas nuevas formas de fumar son una vía por la que se accede al consumo de cigarrillos», ha señalado.

Subida de precio: una de las medidas «más eficaces»

Dicho esto, el ministro de Sanidad ha adelantado que se va a analizar la introducción del empaquetado neutro del tabaco, en la línea de lo que ya han iniciado otros países como Francia, y que se va a ampliar la fiscalidad sobre el tabaco y los productos relacionados con el mismo.

En concreto, en este último aspecto, Illa ha recordado que los precios del tabaco en España se encuentran entre los «más bajos» de Europa, con un precio medio de la cajetilla de aproximadamente cinco euros, frente a los 10 euros que tienen en otros países europeos.

«Tenemos margen para equipararnos a buena parte de nuestros socios comunitarios», ha aseverado, para comentar que la Organización Mundial de la Salud ya ha señalado que la subida de los precios es una de las medidas «más eficaces» para la reducción del consumo de tabaco, y que un aumento de los precios del 10 por ciento permitiría reducir en un cuatro por ciento el consumo de tabaco en las clases medias y altas, el cual llegaría a un cinco por ciento entre los colectivos más desfavorecidos y hasta en un 18 por ciento en el caso de los jóvenes de 14 años.

Unas medidas que, tal y como ha asegurado Illa, serían de «alto impacto» para los menores y los jóvenes que inician el consumo de tabaco.

«Podemos compartir que ningún padre o madre quiere que su hijo sea fumador pasivo antes de cumplir los cinco años o que firme una hipoteca de por vida con el tabaco antes de los 15», ha zanjado.