Fernando Alonso gana las 24 Horas de Daytona y EEUU se rinde a sus pies

El bicampeón de F1 y ganador de las 24 Horas de Le Mans demuestra su enorme talento logrando solo la victoria

Ha sido salir de la Fórmula 1 y Fernando Alonso está volviendo por sus fueros. Este fin de semana ha disputado las 24 Horas de Daytona, una prueba mítica del automovilismo deportivo y una de las más importantes del calendario de carreras americano y de la Resistencia a nivel mundial.

Alonso tomaba parte en la prueba con el Cadillac del equipo Wayne Taylor Racing, un coche de la categoría principal de la prueba, los Prototipos Daytona -DPI- y de los favoritos a llevarse el triunfo. Y vaya si lo logró, que fue él quien tiró de su equipo, pues lo cierto es que ninguno de los cuatro compañeros con quien compartió el coche Alonso -Jordan Taylor, Renge Vander Zande y Kamui Kobayashi- estuvo a su altura.

Fue el asturiano quien en sus relevos y a base de su talento natural para ir rápido con cualquier máquina que se lo permita, logró la victoria en unas 24 Horas de Daytona marcadas por el mal tiempo y la fuerte competencia de los otros dos equipos oficiales en liza por el triunfo, Mazda y Acura -la marca comercial que emplea Honda en los EEUU-.

Alonso se batió el cobre con otros nombres con mayúsculas, pilotos muy talentosos y con gran experiencia en la competición americana, como Juan Pablo Montoya, Alexander Rossi, Rubens Barrichello, Felipe Nasr, Loic Duval, Sebastien Bourdais, Filipe Albuquerque o Helio Castroneves.

Su relevo nocturno bajo la lluvia, con un recital de conducción marca de la casa, fue crucial para lograr esa victoria.

Alonso es el primer campeón de Fórmula 1 en ganar las 24 Horas de Daytona en su actual formato. Phil Hill y Mario Andretti lo hicieron en el pasado.

El objetivo de Fernando Alonso son las 500 Millas de Indianápolis, prueba en la que tomará partido en el mes de junio, pero antes, disputará de nuevo dos carreras del WEC de las que salió con muy buen sabor de boca, las 6 Horas de Spa y unas nuevas 24 Horas de Le Mans. Y entonces afrontará el desafío de esta triple corona del automovilismo que sólo el mítico Graham Hill tiene en su haber.