La provincia de Cádiz cuenta con once casos confirmados por el virus de la fiebre del Nilo, de los cuales ninguno de ellos se encuentra hospitalizado, según han indicado a Europa Press fuentes de la Consejería de Salud y Familias.

Cabe recordar que la mayor incidencia del virus en la provincia de Cádiz se originó en el mes de septiembre, cuando tres personas fallecieron a causa del virus, dos de ellos vecinos de la comarca de la Janda.

En principio, en la provincia de Cádiz, este virus, transmitido por la picadura de mosquito, solo había sido detectado en dos aves que fallecieron en el Zoobotánico de Jerez de la Frontera, un caballo del mismo municipio y otro en Puerto Real. No obstante, el 11 de septiembre se conocieron los primeros casos confirmados de personas ingresadas afectadas por el virus.

Por su parte, la Junta estableció dos zonas de riesgo en la provincia de Cádiz, una situada en el término municipal de Puerto Real y otra en el triángulo formado por los términos municipales de Alcalá de los Gazules, Benalup-Casas Viejas y Medina Sidonia, así como los términos limítrofes, como son Vejer, Conil y Barbate.

Desde entonces, la Junta está actuando «en la zona de influencia del brote, que incluye los términos municipales de Puerto Real, Alcalá de los Gazules, Benalup, Medina Sidonia, Vejer de la Frontera y Barbate, con el objetivo de minimizar el riesgo de transmisión del virus a la población humana», según señaló la delegada de la Junta el pasado día 13 cuando dio a conocer la fumigación con drones dentro de la Fase 2 del Plan de Actuación.

9 medidas para evitar la picadura

  1. Emplear telas mosquiteras en ventanas y puertas, cuartos de bomba con depósito de agua potable o para la recepción de residuales, bajos inundables de edificios etc.
  2. De noche, mejor en el interior para el virus del Nilo. En la medida de lo posible, intenta no permanecer al aire libre entre el atardecer y el amanecer y sobre todo en estos dos momentos del día, ya que es cuando los mosquitos se muestran más activos.
  3. Reduce la atracción lumínica. Si tienes la ventana abierta, procura dejar la luz apagada, ya que los mosquitos acuden a la luz.
  4. El aire ayuda a protegerse del virus del Nilo. El aire acondicionado impide la aparición de los mosquitos. También puedes colocar ventiladores dentro de casa para alejarlos.
  5. Mantén un cuidado personal diario. Sigue diariamente una correcta higiene corporal, porque la sudoración y los olores fuertes, les pueden atraer.
  6. Evita los perfumes intensos. No emplees colonias que desprendan olores dulces ni jabones con perfumes o aerosoles para el pelo, ya que atraen a los insectos.
  7. Mejor, tapados. Es conveniente para toda la familia usar ropa que cubra la piel: manga larga, pantalones largos y calcetines, así como evitar los colores oscuros y brillantes, que atraen a los mosquitos. Y no olvides sacudir la ropa antes de usarla si la has tendido en el exterior.
  8. Evita algunas zonas. Es conveniente que evites las áreas donde los insectos acuden o tienen sus nidos: cubos de basura, balsas con agua, comidas y dulces sin tapar y jardines en flor, zonas húmedas.
  9. Haz un uso adecuado de los repelentes ante el virus del Nilo. Al utilizar los repelentes de mosquitos, debes seguir estrictamente las recomendaciones sobre el modo y frecuencia de uso descritos por el fabricante. Si usas crema para el sol, debes aplicarla primero, dejar absorber durante veinte minutos y, entonces, aplicarte el repelente de mosquitos.

Fiebre del Nilo

El virus de la fiebre del Nilo no es nuevo. Expertos señalan que fue descubierto por primera vez en África en 1937, aunque no empezó a expandirse por diferentes partes del mundo hasta 1999.

Normalmente, casi todos los años aparecen determinados casos en nuestro país, concretamente en zonas geográficas enclaves para aves migratorias.

Sin embargo, este 2020 se ha detectado un brote preocupante en las localidades sevillanas de Coria del Río y La Palma del Río, que ya ascienden hasta los 40 casos sospechosos.

La Junta de Andalucía cuenta con un sistema de detención precoz en caballos, desde hace unos años. Actualmente hay 19 équidos confirmados que padecen la enfermedad.